- Rosendo (1999) Cárcel de Carabanchel. Madrid

6/08/2007 06:08:00 p. m. Publicado por David Gallardo

Lugar: Patio central Cárcel de Carabanchel. Madrid
Fecha: 26 marzo 1999
Asistencia: 3.000 personas (sold out)
Artistas Invitados:
Precio: 1.000 pesetas (a benefio de Basida)
Músicos: Rosendo Mercado (voz y guitarras), Rafael J. Vegas (bajista y coros), Mariano Montero (baterista y coros).



Set List: Vaya ejemplar de primavera, Un paso de más, Aguanta el tipo, ¿De qué vas?, Mala vida, Hasta de perfil, En agua caliente, Cucarachas, Siempre hay una historia, Listos para la reconversión, Por cierto, A la sombra de una mentira (con Luz Casal), Flojos de pantalón, Puedo ser más eficaz, Pan de higo, Bailando al aire, Agradecido, Navegando, La fina.

Primera oportunidad de ver a Rosendo en un concierto en condiciones y resulta que es al lado de casa, en el barrio, con un montón de amigos y buena gente, en un recinto escepcional. Lo único malo fue el frío que todos sufrimos porque, claro, hacer un concierto al aire libre en marzo en Madrid, por mucho que sea entre las paredes del patio de una cárcel, es una pequeña locura. Una cárcel nunca será un lugar demasiado acogedor, menos aún si está cerrada desde hace un tiempo...

Todo lo que allí sucedió era lo previsible, con todo el público entregado para hacer de la noche algo verdaderamente especial, disfrutando tanto de los nuevos como de los viejos temas -siempre ganarán los viejos, sobre todo si son de Leño, son cosas que pasan- y decidido a pasarlo bien a cualquier precio. Agradecido, Navegando, Flojos de pantalón, Pan de higo... es demasiado fácil rendirse al encanto de estas composiciones como para pretender evitarlo, y precisamente por eso Rosendo siempre sale al escenario con la partida ganada de antemano. Cada noche desde hace un buen montón de años.

A la sombra de una mentira, con Luz:




El diario El Mundo -como otros muchos medios de comunicación- se hicieron eco de este concierto antes y después de su celebración. Aquí podemos comparar la versión previa y la versión posterior al evento. Antes de que se celebrase, Maurilio de Miguel escribía:

Rosendo graba su nuevo compacto en la antigua cárcel
El rockero cederá la recaudación de la taquilla a una ONG de lucha contra el sida
MAURILIO DE MIGUEL
MADRID.- Antes de que el próximo mes de mayo sea derruida, el rockero Rosendo quiere que el patio central de la antigua cárcel de Carabanchel sea poblada, siquiera momentáneamente, por gentes y expresiones en libertad. Y, para ello, ha dispuesto la grabación de su nuevo elepé allí, a razón del concierto que ofrece esta noche (21.00 horas, 1.000 pesetas).
Ahora bien, para que no todo quede en un acto simbólico, en pos de redimir anímicamente lo que durante años ocultaron estos muros carcelarios, también Rosendo Mercado cederá sus beneficios de taquilla a la organización no gubernamental Basida, que se ocupa de atender a los infectados por el virus del sida.

Y es que muchos de estos afectados todavía cumplen condenas en distintos penales españoles. La iniciativa del compositor madrileño, que lleva viviendo desde los cuatro años a espaldas de esta prisión, ha contado, desde el principio, con el visto bueno de la Dirección General de Instituciones Penitenciarias.

Es más, hablamos de alguien que ya visitó la cárcel de Carabanchel con su música, en los años 90, con motivo de un festival organizado para sus presos. Las entradas para asistir al concierto de Rosendo, 3.000 exactamente, se agotaron al poco de ponerse a la venta. No en vano, el veterano rockero ha experimentado, en los últimos tiempos, un incremento de popularidad, en función, sobre todo, de su honestidad musical mantenida a pulso.

Así las cosas, la guitarra de Rosendo se hará oír en Carabanchel con la formación que ha movido, de ciudad en ciudad, durante estos años. Su repertorio tendrá que ver con el que paseó en su gira más reciente, planteada con motivo del lanzamiento de su elepé A tientas y a barrancas.
Siempre hay una historia llevará por título su nueva grabación, que saldrá dentro de dos meses y llevará, en sus surcos, las colaboraciones de los artistas invitados que también le acompañan esta noche en la cárcel de Carabanchel: la cantante Luz Casal y los músicos del grupo Red House, con el vocalista Jeff Spinosa a la cabeza.

Al día siguiente, su compañera Silvia Grijalba, no se desmarcaba demasiado de las palabras escritas por Maurilio la noche antes del concierto:

Rosendo «libera» con su música la cárcel de Carabanchel
El cantante grabó ayer en la prisión su primer disco en directo

SILVIA GRIJALBA
MADRID.- Como Rosendo, cuando hace años, imaginaba desde su casa las magníficas historias que ocultaban los muros de la prisión de Carabanchel, varias decenas de admiradores tuvieron que echarle imaginación ayer a la música que salía del interior del centro penitenciario madrileño, oyendo desde fuera algunos de los compases de los éxitos del músico que ha elegido este símbolo de la represión como «marco incomparable» en el que grabar su primer disco en directo.

Nadie mejor que Rosendo para despedir de una manera positiva una prisión simbólica que continúa creando polémica, incluso después de «muerta». Los acordes de Yo me largo sirvieron de comienzo para un concierto lleno de entusiasmo por parte de un público fiel al rockero de Carabanchel. Pero el entusiasmo del público no consiguió que Rosendo se desviara de su idea inicial, la de conseguir beneficios para la asociación de lucha contra el sida Basida (a la que iba destinada la recaudación del concierto) y llamar la atención sobre la necesidad de que el solar que quede tras la destrucción del edificio de la cárcel se emplee en parte en edificios de disfrute social y no para construir viviendas de lujo, como parece que podría suceder.

Pero el carácter evidentemente reivindicativo de este concierto no estaba reñido con la diversión y, aunque la mayoría de las alrededor de 2.600 personas que se reunieron ayer en el patio de la cárcel de Carabanchel se quedaron negativamente impresionadas por la inhumana estructura de la cárcel, la diversión estaba asegurada.

Una audiencia compuesta principalmente por compañeros de quinta del antiguo líder de Leño (es decir, alrededor de los 40 años) coreaban con moderado entusiasmo -el frío paralizaba los músculos- canciones históricas como Different, eso sí, Listos para la reconversión, Pan de higo o Loco por incordiar. Los barrotes de las ventanas de las celdas de la que algunos antiguos reclusos han definido como «una cárcel hippie» servían de fondo para un dúo no demasiado insólito, el de Rosen con Luz (Casal) dando una oportunidad al amor en A la sombra de una mentira. Pero los momentos más emocionantes llegaron con el recuerdo de Leño, acompañado por una advertencia de Rosendo: «Esta canción le va a hacer sentirse viejo a más de uno».

Y a partir de ahí, los compases de Cucarachas, todo un clásico de Leño que humedeció los ojos de más de uno. Hasta después de dos bises, el público no aceptó la despedida, de vuelta las palabras más oídas eran: mala y vibraciones. Un aroma negativo que Rosendo ayer quiso combatir desde dentro, con su música.

El amigo Leo lo contó así en Los+Mejores Rock Magazine:




Rosendo aprovechó este concierto para grabar el que sería su segundo trabajo en directo -editado meses después en audio y video-, bajo el nombre 'Siempre hay una historia' (1999). En él quedó plasmada toda la magia de aquella noche y lo mucho que su público quiere al viejo compañero de Carabanchel (nacido, por cierto, nada menos que en 1954 y ahí sigue). Es, además, un buen ejemplo de su capacidad compositiva, puesto que reúne un buen puñado de las canciones que le han hecho tan grande entre el rockerío español. Porque por muchos nuevos discos que edite, su punto fuerte siempre será el directo, por su profesionalidad, su buen rollo y, sobre todo, sus canciones.

5 comentarios:

  1. Anónimo dijo...

    Imprescindible fue este concierto para los rockeros carabancheleros, Rosendon Mercado Ruiz, alcalde de Madrid, coreaban las masas.
    Muy grande Luz
    Forza

  2. galko dijo...

    También estuvo muy bien el fin de fiesta en tu casa, amigo Forza, claro que sí. Hace ya ocho años de aquella noche. Lo digo para que conste, pero mejor no lo pensemos mucho... Si Rosendo se presenta a alcalde, le voto.

  3. marietita dijo...

    Yo tuve la suerte de estar esa noche ahí, y me ha hecho mucha ilusión encontrar este blog y esta entrada, y este video, para mi lo de lo mejor de la noche.
    Que bonito...
    www.lacoctelera.com/marietita

    (yo tb guardo la entrada como un reliquia, lleva pinchada en mi corcho.. pues eso... tela de años)

  4. marietita dijo...

    Por cierto creo que tu y yo hemos coincidido en mogollón de conciertos, que recuerdos...

  5. laescondida dijo...

    Gran noche, a pesar de que me perdí el fin de fiesta. Rosendo genial, como casi siempre. Quizá por ser en Carabanchel y por el temita humanitario se echó de menos alguna colaboración más.

Publicar un comentario en la entrada