- Bruce Springsteen & The Seeger Sessions Band (2006) Plaza de toros de Las Ventas. Madrid

10/12/2007 01:14:00 a. m. Publicado por David Gallardo

Lugar: Plaza de toros de Las Ventas. Madrid
Fecha: 19 octubre 2006
Asistencia: 17.500 personas (sold out)
Artistas Invitados: -
Precio: 64 euros
Músicos: Bruce Springsteen (voz, guitarras, harmónica),
Sam Bardfeld (violín y coros), Art Baron (saxo, trombón, mandolina), Penny Whistle (euphonium), Frank Bruno (guitarra acústica, tambores), Jeremy Chatzky (bajista), Larry Eagle (baterista y percusión), Clark Gayton (trombón, coros y percusión), Charlie Giordano (acordeón, piano, órgano, coros), Curtis King Jr. (coros y percusión), Greg Liszt (banjo y coros), Lisa Lowell (coros y percusión), Ed Manion (saxofón, coros y percusión), Cindy Mizelle (coros y percusión), Curt Ramm (trompetista, coros y percusión), Marty Rifkin (steel guitar, dobro, mandolina), Marc Anthony Thompson (guitarra acústica y coros), Soozie Tyrell (violinista y coros)



Setlist: John Henry, Old Dan Tucker, Atlantic City, All the Way Home, Eyes on the Prize, Jesse James, O Mary Don't You Weep, Bobby Jean, Erie Canal, My Oklahoma Home, Devils & Dust, Mrs McGrath, How Can A Poor Man Stand Such Times and Live?, Jacob's Ladder, Long Time Comin', Open All Night, Pay Me My Money Down (encore), My City of Ruins, You Can Look (But You Better Not Touch), When the Saints Go Marching In, This Little Light of Mine, American Land
(fuente: http://www.brucespringsteen.net/)

[Para descargar el audio de este concierto, sólo tienes que hacer click AQUÍ]






Esto lo publicó El País al día siguiente:



Desde hace algunos años, yo soy de Bruce. Concretamente, desde 1999, cuando tuve la oportunidad de verle en directo por primera vez, junto a la E Street Band, y quedé convertido al instante para el resto de mis días. Claro que esta ocasión era diferente, ya que en el repertorio no encontraríamos sus grandes himnos, pero tampoco podía dejar pasar la oportunidad de citarme con el tito Bruce para una intensa sesión de folk añejo. La demanda de entradas para este concierto fue, como siempre, muy alta, si bien ya este aspecto reflejó que aunque había ganas, no alcanzaba las cotas de histeria de una gira con su banda de siempre.

Programar un concierto al aire libre en Madrid para el mes de octubre es una locura que puede salir mal, regular o tal vez bien. El promotor se la jugó para este concierto y le salió regular, ya que no llovió durante el espectáculo, aunque sí lo hizo copiosamente durante las horas previas. ¿El resultado? Una plaza de toros convertida en un barrizal mayúsculo, lo cual es una incomodidad más que evidente. Tras el concierto estuve tentado de tirar a la basura directamente mis zapatillas, aunque finalmente elegí el camino complicado y opté por lavarlas. En cualquier caso, esta fue de las pocas notas negativas de una fría noche otoñal con vocación de espectáculo de verano.



(Las dos de arriba son fotos de la Agencia EFE. Las siguientes están publicadas en la web springsteeneana Point Blank)



Esta gira planteaba a los seguidores una dura dicotomía: tienes ante ti a Bruce pero sabes que no vas a escuchar las canciones de Bruce. Es durillo, eh. Siempre hay algún recuerdo al repertorio propio (Atlantic City, Bobby Jean, My city of ruins, You can look but better not touch...), revisitado convenientemente para adaptarlo al rollito country folk, que es lo que toca, pero ciertamente esto es algo que te deja a medias.



Reconoces los versos de Bobby Jean y te gusta, te sientes bien, te emocionas incluso, pero no levantas los brazos para entregarte al maestro de ceremonias. Aunque querrías y en cierto modo lo haces, sólo que no lo exteriorizas. My city of ruins fue la canción que más se asemejó a la original, pero mejorada incluso, algo que también ocurrió con Devils and dust.

El concierto fue divertidísimo, toda una demostración de buen hacer. Nunca había visto un escenario con tantos músicos tocando a la vez y sonando tan bien. No me gustaría comerme el marrón de ser técnico de sonido en esta gira... o bueno, sí, aunque tuvo que ser realmente duro. Junto a las coplillas de Pete Seeger no faltaron las clásicas poses de Bruce, los "one, two, three!", las palabras de cariño hacia España, las bromas entre los músicos, los momentos emotivos y los momentos de fiesta descontrolada, con lo cual la sensación extraña seguía creciendo y creciendo. Estabas en un concierto de Springsteen, pero no terminaba de sonar Springsteen. Tampoco había ni rastro de la Fender Telecaster. Si llega a aparecer, estalla la plaza.

¡Qué sí, demonios, qué sí! ¡Estás en un concierto de Bruce Springsteen! Prohibido dudarlo, obligatorio disfrutarlo. Sólo con aparecer en escena provocó el delirio, algo que pasó a un siguiente nivel cuando se acercó al micrófono por primera vez para darle a John Henry y Old Dan Tucker, dos canciones que bien podría haber compuesto él mismo en un acceso country extremo. Pay me my money down gustó, y When the saints go marching in, sentenció. Tras más de dos horas de show, todos contentos dando las gracias a Pete Seeger por haber propiciado una nueva gira y una nueva versión de este colega, y todos haciendo apuestas acerca de cuando nos volvería a visitar, esta vez con la E Street Band. Pues bien, apenas un año después le tendremos de nuevo por aquí. Maravilloso.


Algunas crónicas:
- Telemadrid
- Music Sound System
- El Mundo
- El Mundo (video)
- Agencia EFE
- Stone Pony (muchos enlaces)

Webs:
http://www.brucespringsteen.net/
http://www.pointblankmag.com/
http://www.springsteencorner.com/

3 comentarios:

  1. DiegO dijo...

    No puedo ni debo ser objetivo. Es Bruce Springsteen y eso son palabras mayores. A pesar de ello, y como escribe Gallar en la crónica, ibamos a ver a Bruce cantar "otra cosa", algo que no era suyo. Pero desde el primer momento me convenció del todo. Springsteen hace suyo todo lo que toca, y lo hace de manera especial. Si a esto le unes mil músicos (sin exagerar), sacados de lo más profundo de américa sobre el escenario, compitiendo por quién de ellos tocaba mejor y se divertía más, el resultado final es que Bruce Springsteen siempre cumple con creces todo tipo de expectativas.

    salU2

    DiegO

  2. Marta dijo...

    Muchas gracias por tu comentario sobre el libro de "El niño del pijama de rayas", la verdad es que sí que es muy fácil de leer y algo predecible, pero creo que precisamente destaca por su sencillez y la capacidad que tiene de narrar algo tan complejo, como el holocausto judío de una manera tan simple.

    Felicidades por tu blog! Has ido a todos esos conciertooos?? Cómo te lo haces para conocer tantos grupoos?? Por cierto, he visto que también te gusta Bruce. Yo soy muy fan. Hasta estoy en un foro sobre él. Irás a alguno de los conciertos de Barcelona?

    Un beso.

    PD: Espero tus comentarios.

  3. ChrisMooreMusic dijo...

    I have to admit, as a BIG fan of recent Bruce Springsteen songs, I haven't piked up the Seeger Sessions yet. I really do like cover songs in moderation, but I wasn't sure that I could go a whole album without a Springsteen original. Maybe I'll give it a shot...

Publicar un comentario en la entrada