- Rosendo y Reincidentes (2005) Fiesta del PCE. Casa de Campo. Madrid

4/16/2008 12:07:00 p. m. Publicado por David Gallardo

Lugar: Recinto Ferial de la Casa de Campo. Madrid
Fecha: 16 septiembre 2005
Asistencia: 25.000 personas
Artistas Invitados: Ismael Serrano, Labordeta, Bebe, El Combolinga, El tío calambres, Dj Fonky Omar, Elecktra, Canteca de macao, Fritanga, Samba de rua
Precio: 18 euros
Músicos (Rosendo): Rosendo Mercado (voz y guitarras), Rafael J. Vegas (bajista y coros), Mariano Montero (baterista y coros)
Músicos (Reincidentes): Manuel J. Pizarro Fernández (baterista), Fernando Madina Pepper (bajista y voz), Juan M. Rodríguez Barea (guitarrista y voz), Finito de Badajoz (guitarrista y voz), Carlos Domínguez Reinhardt (técnico de sonido)




A eso de las ocho, llegó a la zona de Alto de Extremadura. Las chicas con las que había quedado a primera hora, oh, sorpresa, se retrasaban, de modo que optó por meterse en un bar desde el que podía controlar la placita del Metro, y tomarse la primera caña de la tarde noche. Llevaba un tiempo siendo una especie de bomba de relojería a punto de explotar y viviendo meses de tensiones en sus relaciones personales que le habían abocado a una situación de inestabilidad psicológica considerable. Pero esa noche esperaba poder resarcirse con mucha gente, quizás con demasiada.

Su primera cita de la tarde se retrasó en exceso, de modo que cuando ellas dos llegaron, se pusó el motorcito en las piernas y las obligó a entrar sin perder ni un segundo al recinto de la Fiesta. No habían podido enterarse, por extraño que parezca, de los horarios de los conciertos, y en vista de que su primer objetivo era ver a los Reincidentes, no tenían tiempo que perder. A medida que se acercaban a la esplanada de los conciertos, el volumen se hacía más y más alto, al tiempo que la sensación de que llegaban tarde se hacía más y más intensa.

Efectivamente, allí estaba la banda sevillana haciendo lo suyo sobre el escenario, todavía con la luz del día y con la gente acercándose a la carrera. La duda era ¿cuánto tiempo llevaban allí? Duda resuelta poco después, cuando se despidieron dejando a la gente con cara de circunstancias. "Que sí, que sí, que se acabó", era la frase más repetida entre los allí congregados. Poco después nos enteraríamos de que habían comenzado su actuación un buen rato antes de lo previsto, vaya usted a saber por qué motivos. El caso es que nos quedamos con Vicio y poco más. Tampoco fue una gran pérdida para el rocanrol, desde luego, ni mucho más que una decepción pasajera, pero en ese momento te quedas con cara de gilipollas.



En ese instante comenzó el momento del resarcimiento con propios y extraños. Los míticos tiempos de colarse saltando la valla o entrando por pequeños agujeros quedaron atrás. El refinamiento también llegó a Carabanchel unos años antes, y las acreditaciones de prensa pueden hacer maravillas. Nunca nadie habrá salido y entrado del recinto tantas veces. Nunca nadie habrá subido y bajado la cuesta principal del recinto ferial tantas veces, acompañado de tantas personas diferentes, todas ellas tremendamente agradecidas. Amigos de toda la vida, compañeros del cole con nuevos amigos de la mano, compañeros de trabajo, hermano y acompañantes, novios de compañeras de universidad... todos ellos coincidieron en el estraperlo, si bien dejaron buenas y bonitas cantidades de dinero en las barras de los bares. Algunos incluso saludaron a Rosendo en camerinos.



De hecho, dejaron demasiado dinero en las barras de los bares. Tanto que era difícil mantener la consciencia a medida que avanzaba la noche. La mezcla de Rosendo y cerveza fría (¿fría, quién dijo miedo?) es letal por naturaleza y necesidad. El estrés de tanta llamada de teléfono, tanta carrera hasta la puerta y tanto paseo, no ayudó. Tampoco ayudó que pretendiera ocultar a su nueva pareja de los ojos de su hermano y su nueva pareja por motivos poco comprensibles a toro pasado. La puntilla la puso una botella de dos litros de coca cola con ron y sin hielo que le proporcionaron dos compañeras de trabajo bajitas. Definitivamente nervios, cerveza, ron sin hielo, gentío agradecido encumbra héroes y Flojos de pantalón es un cóctel que no es fácil soportar. No lo soportó.



Caído en el suelo, ya bien entrada la madrugada, con una especie de borrachera adolescente post moderna, sus piernas no respondían aunque lo intentara. Había comenzado hacía un buen rato a filosofar sobre todo lo ocurrido, sobre todas las buenas palabras de agradecimiento que sus amiguetes más o menos cercanos le habían dedicado por su labor de introducción gratuita, sobre lo mala persona que era a pesar de todo, sobre su ex novia, sobre relaciones de pareja... demasiada filosofía barata y poco rocanrol. Mala cosa.

El último de los guerrilleros de la noche que había entrado en el recinto, luciendo un llamativo polo de Lacoste y un aspecto nada propio y recomendable para la fiesta del Partido Comunista, se encontró al llegar con un panorama desolador. La noche no pudo dar más de sí. La suerte fue que el del Lacoste llegaba de trabajar, en coche, y pudo llevar su cuerpo a casa. Su nueva novia tuvo que cruzar Madrid en taxi. Ninguna palabra escrita podrá nunca igualar los dos tipos de angustia que este héroe vivió en unas pocas horas: la eufórica y alcohólica de la noche rodeado de gente, y la arrepentida y resacosa de la mañana siguiente.



El webzine Renacer Eléctrico (que nos ha prestado las fotos de Rosendo y Reincidentes de este artículo), nos hace este bonito resumen de los minutos musicales:

Una noche en la que el final del verano asomaba los dientes caía sobre la casa de campo de Madrid, lugar donde un sinfín de personas de todas las edades, pero capitaneadas por una joven mayoría con hambre de fiesta, esperaban ansiosas a que diese oficialmente comienzo lo que serían las fiestas del PCE 2005 en su primer y tradicional día más rockero. Los culpables: Reincidentes y Rosendo.

Gracias a que la mayoría somos conocedores de la falta de seriedad en los horarios anunciados por la organización, nos curamos en salud acudiendo allí con tiempo de sobra. No nos salió mal la jugada cuando pasadas las nueve de la noche y casi una hora antes de lo previsto salieron al ruedo los andaluces Reincidentes. La formación liderada por un suelto Fernando Medina realizó una buena actuación facilitada por un multitudinario público que muy entregado acompañó a los hispalenses a lo largo de un repertorio lleno de himnos para toda una generación.

Con un espíritu de lucha intacto, y con muchas ganas de juerga, Reincidentes repasaron casi toda su carrera con temas tan reivindicativos como
“¡Ay! Dolores” o tan divertidos como “Cucaracha Blanca”, sin dejar de lado sus últimas creaciones como “Latinoamérica”. También dedicaron un tiempo para regalar su abanderado “Vicio” y para revisar a los mismísimos Barricada y su archiconocida “Oveja Negra”. Con el siempre querido “Jartos Daguantá”, Reincidentes pusieron punto y final a una actuación que seguro no dejó indiferente a ninguno.

Tras una rápida intervención de los técnicos de escenario, y con un inmejorable ambiente en el tendido, saltó al escenario entre coros y aplausos el “Jefe” acompañado de sus eternos Rafa (bajo) y Mariano (batería). Rosendo nos mostró el poderío en directo de las composiciones de su último disco en estudio “Lo Malo Es… Ni Darse Cuenta”, acompañadas de temas de siempre como
“¿De Qué Vas?”, “Manifiesta Deprimente”, “Cara A Cara” o “Flojos De Pantalón”, convenciendo a la gente de que sigue hecho un chaval. Su ya clásico “Masculino Singular”, su potente “Navegando”, su incombustible “Agradecido”, recordando a Leño con un genial “Maneras De vivir” con el que se metió el público en el bolsillo o interpretando “Vagabundear” de Serrat, Rosendo dio colofón al primer día de estas fiestas con un concierto que no deparó muchas sorpresas pero hizo las delicias de un público que nunca le falla como es el de Madrid.

Tras esta sesión, más de uno habíamos olvidado lo divertido que resulta saltar y cantar en un concierto de buen Rock estatal, y más con un cartel que no decepciona a nadie ya que los "Reinci" y Rosendo siempre son una apuesta sobre seguro a la hora de pasar buenos momentos.



La noche existió y algunos se acuerdan:
- Renacer Eléctrico (crónica del viernes y fotos)
- Entropía (muchas fotos)
- Entropía (crónica de los tres días)
- Mundo Obrero (artículo del director de la Fiesta)
- Sary's (otra noche muy personal)
- Metrópoli (previa)
- El Mundo (previa)
- 20 Minutos (carta al director)

No dejes de visitar:
http://www.pce.es/

7 comentarios:

  1. kay666 dijo...

    Yo estuve. Reincidentes se salieron, y Rosendo es el puto amo... a parte de ser humilde y buena gente como él solo...

    Creo que estas fiestas tan míticas no sn una cuestión de ideología sino de disfrutar de buen ambiente, puede q buenos conciertos(eso va en gustos como siempre), y diversas actividades.

  2. Anónimo dijo...

    Reincidentes tocarón también en 2007?, yo creo que sí, por lo menos eso me suena. La verdad es que la noche fue divertida, a toro pasado eso sí, jaja. La culpa de todo la tuvieron los mojitos infames de la Casa de Cuba.

    Ana

  3. FER dijo...

    FER. Hay cosas en la vida que, pase lo que pase, sabes que no van a cambiar, que siempre estarán ahí. Una de ellas es el cartel de las fiestas del PCE con un año sí y otro casi que también anunciando a Rosendo, Reincidentes, y alguno más. En este caso, estaban los dos. Y allá que fuimos, cómo no, a sentirnos un poco más comunistas por una noche (porque, desengañémonos, quitando esa noche, ni dios es comunista los 364 días restantes del año). Bueno, pues aunque la noche prometía, el desase horario no me permitió ver a los reincidentes, que menos mal que eran ellos y no un grupo que solo hace 1 concierto en toda su vida, porque de ese modo todavía me estaría tirando de los pelos. Y vimos al tío Rosen, sin saber la sorpresa que me deparaba al final. Una amiga, experta en colarse en todos los camerinos al acabar los conciertos, nos coló en el módulo de obra donde estaba Rosen. Me metí con Pedro, posiblemente el fan nº1 de Rosendo de todo el mundo. Y la noche se resume en ese momentazo (y en la foto que me hice, claro): palabras texctuales de Pedro:" La gente dice que en su vida tiene que plantar un árbol, tener un niño, o más cosas, pero YO, mi gran ilusión desde hace años, era poder abrazar y hacerme una foto con el tío Rosen, el tío más grande del rock". Por cierto, muy ricas las tortillas del camerino...

  4. Anónimo dijo...

    Esta fue la noche en que conociste a Malho, quien coló también, gracias a tu pase, a su hermano y a su chica...

    La verdad es que fue tremenda la noche. Se mascaba cierta tensión en tu gepeto...

    Una vez más te felicito por tu prosa.

    Vink 49rs
    www.49rs.blogspot.com
    http//beta.yuglo.com/musica/49rs

  5. galko dijo...

    Recuerdo perfectamente lo de Malho, entre otro buen montón de caras desconocidas que por allí desfilaron, jeje. Ay Vink, fueron una noche y una temporada bastante duras, eh.

  6. Nicenboim dijo...

    Cuando el Creador me pidió que hiciera una crónica de las fiestas del PCE, quede un poco estupefacto, ya que ni Rosendo ni Reincidentes me gustan en absoluto. Pero pronto me hizo recapacitar y me recordó esa noche mítica.
    Pues si, como cuenta el relato del Blog, yo era el del polo Lacoste, pantalones chinos y Martinellis, os imagináis la escena entrando por la puerta principal, yo era un gato y todos los demás eran perros, la gente flipaba, yo creo que la mayoría creían ver una alucinación debido a las drogas y el alcohol, eran imposible encontrar a alguien tan gilipollas.
    Pues bien, yo me encontraba allí de esta guisa ya que venía de currar y a lo largo de la noche me insistieron (vía móvil) para que pasara a “levantar”(literalmente) y llevar a su casa al Creador.
    Farfullando sobre lo divino y lo humano allí estaba en un estado deplorable, le escena era dantesca, lo recogí del suelo y andar (o algo parecido).
    Finalmente logre salir vivo de aquella situación.

    Sabes que lo hago de mil amores Amigo.

    Ahí queda eso

  7. Anónimo dijo...

    Yo estuve en esa fiesta dle 2005...que buen conciertooo!!! (aclaro que soy de Argentina) Llegué a Madrid (vivo en Mallorca) y en la salida del metro que llega del aeropuerto me veo el cartel de Reincidente-Rosendo en la fiesta del P.Comunista guauuuuuuuuu la alegría que me agarró fue tremendaaaa;un finde en Madrid y con ese conciertoooo guauuu GRACIASSSSSSSSSSS!!!!!!!!!

Publicar un comentario en la entrada