- Whitesnake (2008) Sala La Riviera. Madrid

8/01/2008 07:14:00 a. m. Publicado por David Gallardo

Lugar: Sala La Riviera. Madrid
Fecha: 31 julio 2008
Asistencia: 2.000 personas (entradas agotadas)
Precio: 37,50 euros
Artistas Invitados: Sol Lagarto
Músicos: David Coverdale (voz), Doug Aldrich (guitarra), Reb Beach (guitarra), Timothy Drury (teclista), Uriah Duffy (bajo), Crhis Frazier (baterista)



Setlist: Best Years, Fool For Your Lovin’, Can You Hear The Wind Blow, Love Ain’t No Stranger, Lay Down Your Love, Is This Love, Solo de guitarras, A Fool In Love, Solo de batería, Ain’t gonna cry no more, All for love, Ain’t no love in the heart of the city, Give Me All Your Love, Here I Go Again
Bis: Still Of The Night, Burn/Stormbringer


Corría el año 1.987. Una de sus responsabilidades favoritas era grabar para su hermano mayor todos los videos musicales que emitieran por la tele y que merecieran la pena. Así, en unos tiernos ocho añitos, tuvo sus primeros contactos con U2 y Bruce Springsteen, así como otros tantos grupos de moda en aquellos años, como Poison, Bon Jovi, Ozzy Osbourne (¡ese Crazy Train!) y, cómo no, Whitesnake. Estos últimos le provocaron una fuerte impresión la primera vez. Aquel melenas con pinta de guaperas, ya madurito entonces, parecía siempre tener problemas con las chicas en sus videos. "¿Cómo podía ser así, con lo bien vestido que siempre iba con sus americanas con hombreras y remangadas?", se preguntaba.

Still of the night le acojonó. Buff, menuda canción. "¿Esto que se supone que es? Ah, ¿heavy? O sea, que si me gusta esto es que yo soy... ¿heavy? Bueno pues sí, entonces soy heavy", reflexionaba provocando las carcajadas de sus mayores, quienes, por otro lado, desde que era bien pequeño siempre habían disfrutado de lo lindo con sus exhibiciones de air guitar desenfrenadas e infanticidas en mitad del salón. Los videos de Is this Love y Here I Go Again no hicieron más que confirmar los problemas del melenas en asuntos de chicas, a pesar de lo cual siempre daba la sensación de que éste estaba por encima del bien y del mal. Un tipo duro comandando a un grupo de tipos duros. Sí, eso tenía que ser el rocanrol.


Con la lección bien aprendida desde canijo, se dedicó a adentrarse en el mundo del heavy, del rock y de los conciertos, dejando pasar, lamentablemente, demasiadas ocasiones de ver a Whitesnake en sus diversos pasos por España. Ya crecidito, con 29 añazos, por fin pudo tachar un nuevo nombre de su lista de 'must seen' y cumplir su ilusión de plantarse cara a cara ante Coverdale. Lo malo es que el tiempo también pasó para la estrella del rock, que ahora gasta 57 años y kilómetros de arrugas, aunque la misma melena leonina.



De primeras y de cerca, asusta, sinceramente. Hay que ver lo que se parece a El Último Guerrero, la vieja estrella del Pressing Catch (sin la cara pintada, claro). Pero asusta aún más comprobar cómo el vocalista se empeña en mantener su pose de castigador, pues no para de guiñar el ojo a las chicas de las primeras filas, de exhibir su perfecta sonrisa de seductor, de chuparse el dedo mientras mira con lujuria quien sabe a quien, de mover las caderas... ¡este tipo se empeña en perpetuar sus problemas con las chavalas! ¿Estamos ante la Sara Montiel del heavy metal?



Acompañado de la enésima formación de la serpiente blanca, el mito tira de carisma, de presencia y de saber estar sobre las tablas... porque de voz ya la cosa va realmente justita. Vamos, que ya no canta un pimiento. El torrente de antaño desapareció, pero Coverdale se empeña en obviarlo y en no adaptar su estilo al paso del tiempo, aunque en cualquier caso, según pudo apreciarse en La Riviera, a la gente eso parece no importarle demasiado. Además, él pone de su parte, se esfuerza, se deja lo que le queda en la garganta, y eso se agradece.

Apoyado en unos músicos sobresalientes que clavan los temas (y que le apoyan muchísimo vocalmente), Coverdale ha constatado que Whitesnake puede durar cuanto el público quiera. El rock envejece ante nuestros ojos y el público lo acepta y quiere más. Al menos en Madrid, la audiencia cogió a los músicos por la solapa nada más apagarse las luces, los manteó y los elevó a los cielos por decreto. A un concierto se va a pasarlo bien, ¿no? Por cierto, las entradas para este concierto se agotaron completamente...



Especialmente bien recibidos fueron, cómo no, los temas de ese disco mega clásico que es "1987" (yo eché en falta un montón de temas de su extenso repertorio que esperaba escuchar esta noche, pero aguantarse toca). Is This Love demostró el talento innato que Coverdale tiene para cantar baladas, con esa voz grave y abaritonada tan suya. En la misma línea apuntaron I'ts no love in the heart of the city ("this song belong to you", nos aseguró) y Here I Go Again. Más problemas tuvo para interpretar Fool for your loving, Love ain't no stranger o Give me all your love, canción esta última que fue recibida con los brazos abiertos y bien altos por el respetable. Temazo que mostró el mejor aspecto de La Riviera:



Still of the night, la canción que inició todo, sonó maravillosa en los bises, con un Coverdale que intentó estar a la altura y casi lo consiguió, desgañitándose y esforzándose a fondo una vez más, al borde de la extenuación, con una entrega irreprochable. De lo mejorcito de la noche. Como broche final, el Burn de Deep Purple sonó tremendo, arrasador gracias a la guitarra (Gibson Les Paul dorada manda) de Aldrich. La banda abandonó entonces el escenario, con el público enloquecido, entregado a la causa. Incluso los críticos con la voz del astro parecía que aplaudían a rabiar. El respetable dictó sentencia y el veredicto fue claro: un 1 fijo. "¡¡Be safe, be happy, and don't let anybody ever make you afraid!!". Vale David, vale, te haremos caso.



Otras crónicas que debes leer:
-
Furia contra la máquina (fotos muy buenas)
- 20 Minutos
- Diario Crítico

Enlaces relacionados:
- http://www.whitesnake.com/
- http://es.wikipedia.org/wiki/Whitesnake
- http://es.wikipedia.org/wiki/David_Coverdale

12 comentarios:

  1. lottery ticket draws dijo...

    Well done for this wonderful blog.

  2. pelopunk dijo...

    "JJAJAJAJA ay que me parto!Ya sabes el tambien es un viejo rockero! Jejejeje"

  3. Jota78 dijo...

    Yo vi al Último Guerrero en vivo este año y ya no es el que era. Se ha cortado el pelo y viste de traje, y hace de maestro de ceremonias micro en mano. Todavía agarra las cuerdas cuando se pone nervioso, pero vamos, mamporros, pocos.

    Estoy confuso, La Riviera no puede estar llena con 2000 personas. De 2500 para arriba, ¿no?

  4. Anónimo dijo...

    Con todo mi respeto, tengo que disentir contigo.

    Estuve en la zona alta en frente del escenario donde unos cuantos mas mayorcitos vimos el concierto de ayer.

    David Coverdale no esta para salir a un escenario y menos ayer.

    Salio con palyback TOTAL en las trers primeras canciones, en here I go again era INCAPAZ de afinar y sus cuerdas vocales iban a su aire en un tristisimo espectaculo donde no pudo afinar ni una sola nota, despues mas playback mezclado con un exceso de efectos desde la mesa que intentaban tapar lo evidente y que a base de exceso para subir lo que solo era un susurro convirtieron la actuacion en un estridente chilllido electronico mientras toda la banda estaba mas centrada en cantar que en otras cosas.

    Fue una estafa en toda regla, un engaño, una vergonzante flata de respeto del que sin duda ha sido el mejor cantante de heavy rock de la historia.

    Es evidente que el esta convencido de que hay que pagarle solo por verle y yo os aseguro que ahora mismo pagaria por olvidar haberle visto ayer. Se ha cargado el mito coverdale, creo que nunca volvere a dsiffrutar igual de su musica y eso, es lo que mas me duele.

    Con respecto a sus poses de castigador, que decir, pateticas.....

    El tiempo pasa, hay que verlo, y no comprendo por que no adaptan sus shows a su estado......coverdale esta para dejar de castyigar su inexistente voz con gritos y alaridos al estilo de los mejores inicios de Led Zeppelin o él mismo en Deep Purple... está para unos acusticos sencillitos, cortitos y bien llevados, pero claro, eso no le daría para salir en menos de un minuto en un enorme mercedes negro por la puerta de atras con una moza al lado como hizo ayer....

    Con respecto a los musicos tambien siento disentir, el nuevo bateria es malo, bastante malo. Los dos guitarristas son efectistas, muy efectistas, y ya esta......el mismo problema de siempre, mucha rapidez es mucha calidad....despues de muchos años cada vez entiendo menos el encumbramiento de los corremastiles.....donde estara Mr.Adrian.....aquello si eran buenos tiempos....

    y el bajista??? venga solo comparemosle a Mr.Sarzo.....

    El tiempo ha pasado, si, y gracias a Mr. Coverdale y su cinico espejo, nunca volvera.....

    como me gustaría no haberlo visto

  5. galko dijo...

    Jota78, lo del aforo de La Riviera es algo que me atormenta. Yo pensaba que era de unas 3.000 personas, pero luego he visto repetidamente en varias publicaciones, e incluso en su propia web, que son 2.000. Por eso pongo eso aunque no lo tengo nada claro.

    Respecto al comentarista Anónimo, decirle que sí, que estoy de acuerdo en que Coverdale no está para lo que estaba antes, y es por eso que me parece que el mérito de que los Whitesnake sigan dando guerra es del público, que lo perdona todo. Y sí, también me pareció que su voz estaba premeditadamente tapada por instrumentos, ruidos y efectos varios...

    ¡Saludos!

  6. aleswy dijo...

    Hola! He leído la reseña de tu blog.. muy buena bro! me lo pasé en grande..y cayeron clásicos de los de siempre. Me faltó un poco de potencia en elsonido en general y que el precio de la entrada no hubiera sido tan excesivo porlo demas notable. Un abrazo!

  7. Skjaldmo dijo...

    Hola! Muy buena crítica! para mi el concierto fue cojonudo, me lo pasé en grande, todo es mejorable, pero salí contenta. Saludos!!!

  8. Erizio dijo...

    Buena reseña, sí señor. A Coverdale no se le oía casi nada, pero era lo que me esperaba, la voz era la de todos los presentes coreándole. Los solos, ni de lejos tan aburridos como me temía. El setlist, con bastantes ausencias, pero bueno aun así, y presentando un genial disco.

    Fue caro, pero bueno, disfruté, que eso es, al fin y al cabo, lo que importa. Y David vale mucho como frontman, la verdad :P.

  9. CC_Baxter dijo...

    qué envidia, no te pierdes ni uno de las viejas glorias. Me ncanta el disco 1987 de lo mejórcito que se puede oir. Saludos

  10. KROM dijo...

    hola, yo pude ver a white snake el año pasado en el monsters en zaragoza y fue tal cual cuenta en esta crónica.... vale que ellos no pueden hacer lo que hacían hace años, pero a lo que no llegan ellos, lo pone el público, suena en tu cabeza y lo único que se les pide a las viejas glorias es que se entreguen. No se puede decir que un concierto sea una estafa si un tío de 60 tacos no canta como cuando tenía 25, joder, eso si que es heavy¡¡
    por cierto, el blog, cojonudo¡¡
    un saludo

  11. Anónimo dijo...

    los años no pasan en balde,pero fue bonito recordar ciertas canciones que contribuyeron a hacer grande el rock

  12. Sisu dijo...

    Me ha encantado tu crítica. Muy buenas fotos tamién. El concierto me gustó. Me comi cuatro horas de viaje de Murcia-Madrid y cuando terminó me comi otras cuatro horas Madrid-Murcia(porque algunos trabajamos pero los madrileños se empeñan en hacer los conciertos los dias de semana, jeje) y desde luego me merecio la pena. Si ellos no siguieran ahi al pie del cañon, mejores o peores, personas como yo que somos muy jovenes para haberlos visto en sus buenos tiempos no tendriamos la suerte de verlos y de opinar si merecen o no la pena. Sinceramente para oirlos en calidad de lujo tengo los discos yo lo que quiero es verlos en acción.

Publicar un comentario en la entrada