- Keane (2008) Sala La Riviera. Madrid

11/12/2008 11:39:00 a. m. Publicado por David Gallardo

Lugar: Sala La Riviera. Madrid
Fecha: 11 noviembre 2008
Asistencia: 2.500 personas (sold out)
Precio: 32,70 euros
Artistas Invitados: David Fonseca
Músicos: Tim Rice-Oxley (piano, teclados, coros), Tom Chaplin (voz, guitarras, teclados), Richard Hughes (batería y coros), Jesse Quin (bajo y coros)




Setlist: The lovers are losing, Better than this, Everybody's changing, Nothing in my way, Again and again, You don't see me, This is the last time, Spiralling, Bend and break, Try again, Strangers, You haven't told me anything, A bad dream, Perfect simmetry, Somewhere only we know, Crystal ball
Bis: Black burning heart, Is it any wonder?, Bedshaped




Antes de nada, dos fotos cortesía de Ultrapop:




Y otra de Keane Music




Los conciertos, como las buenas historias, tienen planteamiento, nudo y desenlace. The lovers are losing, Better than this y Everybody's changing forman parte del primer punto, necesario para ubicar a Keane en su momento actual, con dos de las mejores canciones de Perfect simmetry (2008) y uno de los singles más famosos de la banda para poner a tono al personal (ya suficientemente predispuesto y ruidoso a pesar de ser martes). Buen sonido, aunque algo apelotonado a veces, debido más que nada a que Rice-Oxley debió exigir a los técnicos de sonido antes del inicio algo así como "o suenan mis teclados o me piro".




Teclados que, por otro lado, recordaban tanto a Depeche Mode como a los Van Halen del superventas '1984' (sí, el de Jump). Una curiosa mezcla aderezada por la voz del jilgero Tom Chaplin. Cabe la posibilidad, si bien habría que confirmar este extremo, de que nuestro Joselito tuviera algún encuentro íntimo allá por los setenta, con una de esas inglesitas que visitan España para ponerse hasta el culo de todo (ayudada por nuestro pequeño ruiseñor en este caso concreto) en discotecas de bajo perfil, y luego regresara a la Gran Bretaña con un pequeño critter en su interior. Esto podría explicar el origen de la voz del chico de los mofletes, capaz de alcanzar registros con los que algunos ni se atreven a soñar.




Durante la segunda etapa del concierto, la del nudo, Chaplin incluso se atrevió a tocar la guitarra. Es un tipo con cojones, desde luego, porque hace falta tener valor para plantarse ante el público cuando prácticamente te han enseñado unos acordes y tres punteos vacilones en los camerinos. Pero el caso es que gracias al conjunto, quedó resultón, e incluso se lanzó a cantar una copla él solito con la acústica (la enorme This is the last time, mejor con banda, eso siempre) y sacó más guitarras que el mismísimo Nuno Bettencourt en esa misma sala diez días antes. Vivir para ver.

[Fotos de Keane Music] Siguiendo con el desarrollo, siguiendo un tema detrás de otro. Si no eres un fanático de Keane, si no eres uno de esos que como dice el Bono Nui cantan "!ojete!", cuesta diferenciar unos temas de otros, exceptuando, desde luego, los hit(azo)s que atesoran y que son la clave de su éxito. Porque ojo, en apenas tres años, estos chicos han parido algunos de los clásicos del pop de la década. Serán ñoños, serán cansinos, serán deprimentes o repetitivos (huumm, esto último lo dudo un poquito), pero ahí están las canciones: aparte de las ya mencionadas, Somewhere only we know y Crystal ball sonaron a gloria y provocaron reacciones desaforadas entre el público, que incluso lanzó algún cuerno al aire. Eso sí, de air guitar, poco.

Las referencias de lo que Keane son hoy se pueden contar por decenas (
Depeche Mode, Inmaculate Fools, A-Ha, Simple Minds, David Bowie... y que cada uno agregue la suya) y generan una propuesta que ya va más allá del intimismo y la épica. Su último disco suena ochentero a rabiar, distanciándose así de la fórmula casi minimalista que les llevó al éxito de cero a cien en siete segundos. Cuando telonearon a U2 en el Camp Nou en agosto de 2005 la concurrencia les prestó atención, pero no pasaron de la anécdota. Tres años después arrasan, defienden sus (ya) clásicos con holgura y te clavan un Is it any wonder? con un inicio calcado al The Fly de los irlandeses. Y la gente responde con los ojos cerrados.

Precisamente con Is it any wonder? encararon el desenlace. Quedaba por descubrir si esto era una historia de amor, de intriga, de celos, de drogas (muchas drogas para Chaplin siempre... bueno, ya no) o de quien sabe qué. Bedshaped desveló el secreto, la trama final. No lo pueden evitar y al final apelan a la fibra sensible, esa es su seña. Con el micrófono envuelto en una bandera española y tras soltar todo tipo de agradecimientos y parabienes hacia Madrid,
Keane buscan en lo más triste de tus recuerdos. Las parejas se besan acarameladas por toda la sala.



[Fotos de Pablo Nicenboim para Mercadeo Pop] Pero en estas Chaplin la caga en una estrofa, no llega, e incluso suelta un bufido burlón en plan "vaya tela, qué mal lo acabo de hacer". Sonrisas y aplausos para no estropear el momento. No pasa nada hombre, son cosas del directo. Las parejas vuelven a besarse. Algunas salen corriendo después del último acorde para conocerse bíblicamente. Otras directamente lo hacen en el suelo de La Riviera. ¡Qué bonito todo! ¡Al final lo de Keane era una historia de amor!


Otras crónicas:
- Ultrapop
- 20 Minutos
- El País (también escaneada debajo)
- Anne...cdotario


14 comentarios:

  1. El Mar no Cesa dijo...

    Aaaaayyy que penita me da habermelo perdido pero gracias Mil, al menos así ya se como estuvo :-(

  2. Jota78 dijo...

    Viendo la primera foto de Keane Music, vuelvo a preguntarme: ¿por qué cojones el ambiente siempre está tan cargado en La Riviera, cuando todavía no ha empezado el concierto y poca gente está fumando? ¿Será una táctica para que la garganta rasposa te pida otra cerveza a 5,50 euros?

  3. galko dijo...

    Lo de los precios de las bebidas en los conciertos en Madrid es para escribir un libro o centenares de denuncias. Como bien dices, 5,50 por una CAÑA en La Riviera, y los minis de litro a 9,50. Pero ojo, porque en el Palacio de los Deportes un mini de whisky con coca cola fueron 18 euros en el concierto de Bunbury. Y la gente agolpándose en las barras como si fuera gratis. Cosas así hacen que me descojone de la palabra crisis.

  4. Grace from Ultrapop! dijo...

    Muy bueno. Gracias por los créditos. Completamente de acuerdo en lo de la "crísis".

  5. guatman dijo...

    No te pierdes uno! que envídia, leche.

    Un saludo!

  6. Anne dijo...

    Muchas gracias por esta crónica, mucho más extensa que la mía, y por compartir las fotos, que yo lo vi un poquillo más lejos. Era la tercera vez que los veía pero ninguna me gustó tanto como esta, le ha sentado muy bien su "periodo de descanso".
    Un saludo

  7. Miguel dijo...

    Genial la crónica, muy completa. Gracias.

  8. Anne dijo...

    Gracias por haber categorizado de crónica lo que yo he escrito jejeje!
    La verdad que se vio bastante bien el concierto, porque no hace mucho fui al de Vetusta Morla y en el medio casi no vi nada :S

  9. Anónimo dijo...

    hola chicos ,yo tambien estuve,pues si, lo del precio es lamentable,pero bueno, yo queria hablar del concierto,podria decir maravillas, pero ahora que ha pasado, por favor ,decidme que es posible que vuelvan el año que viene, quizas en una gira mas extensa y en pabellones,puede que en verano.porque fue un autentico goce de concierto,aunque eche en falta your eyes open y atlantic

  10. Vengadoras dijo...

    Crónica muy completita. Yo vi el concierto desde el fondo,pero muy bien. Encontré a la gente de alrededor poco animada. He visto a Keanetres veces y esta me ha parecido la más tranquilita de todas con diferencia.También es cierto que las otras dos veces fue en festivales...

  11. Nicenboim dijo...

    Everybody's changing, si todo el mundo cambia y estos chicos lo han hecho.

    El nuevo disco lleva guitarras, si, si guitarras, aunque Chaplin no la maneja mucho, acordes básicos según mi amigo Jaime, se nota la introducción en 'Perfect Symmetry' un disco muy currado a mi entender con tremendas canciones como la que da título al disco o love is the end.

    Y del concierto, que decir. Comenzaron con puntualidad británica, tras varias canciones, que sorpresa: "Tienen un directo muy bueno", Tim Rice-Oxley le pega a los teclados que da gusto, quizás un poco altos sobre el resto, pero no debemos olvidar que es su seña de identidad.

    Yo creo que Chaplin flipaba con que nos supiéramos las letras, “pues sí Charlot”.

    Escasa hora y cuarto para un muy buen concierto que me lleno, no como otros…

  12. Nicenboim dijo...
    Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  13. Mario César dijo...

    Hola soy de Paraguay, voy a ir a verlo en Buenos Aires, tienen la lista de músicas que tiene planeado tocar en la Gira,(o es esa que está más arriba) ya que estuvieron en su concierto. Gracias

  14. Anónimo dijo...

    I like the helpful info you provide in your articles.
    I'll bookmark your weblog and check again here regularly.
    I am quite certain I will learn plenty of new stuff right here!

    Good luck for the next!

    Check out my homepage; hacksaw jim duggan net worth (holdingdownthefortonline.com)

Publicar un comentario en la entrada