Vetusta Morla (2009) Auditorio Miguel Ríos. Rivas Vaciamadrid (Madrid)

9/11/2009 11:44:00 a. m. Publicado por David Gallardo

Lugar: Auditorio Miguel Ríos. Rivas Vaciamadrid (Madrid)
Fecha: 10 septiembre 2009
Asistencia: unas 6.000 personas
Precio: gratis
Artistas Invitados: Minim
Músicos: Pucho (voz), David 'El Indio' García (baterista), Álvaro Benito (bajista), Jorge González (percusionista), Guillermo Galván (guitarras) y Juan Manuel Latorre (guitarras y teclados)



Estos tíos se descojonan. Se lo pasan de puta madre y se nota. Sólo hace nueve meses que les conocí cara a cara y en este tiempo han soltado un montón de lastre y ahora se dedican a disfrutar. De chicos serios y agarrotados ante la oportunidad de su vida han pasado a una pandilla que baila, comparte sonrisas y surfea sobre su éxito con una facilidad pasmosa. ¡Pero si hasta Pucho, el cantante, parece que imita a una gaviota al final de una canción para descoloque del personal! (¿Copenhague era? sí, puede ser). Inapropiado a todas luces, impensable hace unos meses.

Pero empecemos por el principio, va. Llegamos y nos encontramos con Mike Rivers (no el de Top Secret, no, el de aquí, el que luego se desglamurizó para ser 'simplemente' Miguel Ríos) posando para los foteros a las puertas de su flamante nuevo auditorio. No somos muy de acercarnos a estos paripés, pero es que es la comitiva institucional la que se empeña en invadir nuestro humilde espacio vital, así que desenfudamos las cámaras para pasar de curiosos a reporteros. Pedro Guerra y Luis Pastor, vecinos de Rivas, también están en el lío, pero de ellos pasamos, no sin antes comentar que el primero tiene barriguita, algo que nos hace mucha risa. Será que nos reímos estúpidamente del paso del tiempo.




Entramos al flamante auditorio y nos sentimos como gladiadores romanos, sólo que sin leones de por medio. El sitio es espectacular, con unas interminables gradas en plan anfiteatro. Tentados de subir hasta lo más alto para conquistar el lugar, la noche no está para muchos dispendios y preferimos dirigirnos hacia la barra, un territorio mucho más nuestro. En ese momento lo desconocemos, pero la espera va a ser larga y dura y difícil, que diría aquel, sólo que sin tregua.

A las 21,45 tiene lugar una sencilla ceremonia de entrega de premios para los grupos que han participado en el concurso de nuevas bandas de la localidad. Los vencedores, según anuncia el locutor Carlos Pina, son Minim, una peña situada exactamente en el cruce que hay entre las calles Marylin Manson, Rammstein, Nine Inch Nails y Rob Zombie. No están mal, no están nada mal, pero lo que podría haber sido un pequeño éxito en forma de tres o cuatro canciones termina por convertirse en un coñazo insufrible de casi una hora, a pesar de la desmesurada versión del Song 2 de los Blur. Si Miguel Ríos estuviera muerto tal vez estaría revolviéndose en su tumba, pero no, está vivo, y seguramente chutándose algo chungo en el backstage para aliviar el temor a que el recinto cruja definitivamente y se venga abajo.

Un recinto que ni de lejos se llenó, pues 12.000 personas son muchas personas (12.000, concretamente), aunque la cosa se debió quedar en unas, me la juego, 6.000 a la hora VM, esto es, casi una hora de retraso sobre el horario previsto, con el consiguiente mosqueo de los que al día siguiente tienen que madrugar. Mosqueo que, como no podría ser de otra manera, desaparece al apagarse los focos. Pero ojo, porque el que sale es Miguel Ríos de cuerpo presente, para marcarse un breve discurso de agradecimiento, emotivo y con empuje, de esos de alegría de vivir y ser joven, de aplauso fácil. ¡Miguel Ríos presentando a Vetusta Morla! Se lo dicen hace un año y se sacan la chorra (atención, vulgarismo ahead).

Chicos que ofrecieron un concierto notable, pero uno más. Uno más en la larga lista de noches que están teniendo y que tienen por delante. Un concierto que no pasará a la historia pero que reconfirma lo que hay, que no es poco. De hecho, qué coño, es mucho, a pesar de que las canciones no incluídas en Un Día en el Mundo queden flojas ante la grandeza de las titulares. Se les ve frescos, divertidos, entregados a su causa, y eso el público, también entregado a su propia causa, lo percibe, lo agradece y lo devuelve.





Desde el inicio con Autocrítica (siempre perfecta como primera de la noche) hasta La Cuadratura del Círculo (bruta a más no poder, cada vez más, alguna noche el bidón de gasolina acabará siendo lanzado al público, como si lo viera), bellas canciones una tras otra. Decir a estas alturas que Copenhague es un temazo es ridículo. Valiente, una vez más, volvió a ser la puta mejor canción de la historia durante sus cuatro felices minutos. Parece que Vetusta Morla llevan aquí toda la vida, es fascinante como, aparte de a morcilla, en Rivas por momentos también olió a clásico.

Porque la gira de presentación de Un Día en el Mundo podría durar toda la vida, como la gira interminable de Bob Dylan. Han dado con una fórmula tan precisa que sólo dios sabe durante cuanto tiempo la podrán exprirmir sin ofrecer nuevas canciones -enlatadas y para escuchar en casita-. Las cifras de asistentes a sus conciertos hace tiempo que se tienen que contar por miles, pero aún así todavía hay mucha gente que se acerca a ellos por primera vez, está claro, pero los que ya nos subimos al carro hace un tiempo merecemos carnaza fresca. No voy a un concierto suyo hasta que no publiquen algo nuevo... bueno, si acaso sólo a cinco o seis más. Hoy me levanté reivindicativo, ya ves tu.



Otras crónicas: El País

Conciertos relacionados en Mercadeo Pop:
- Vetusta Morla (2009) Teatro Circo Price. Madrid
- Vetusta Morla (2009) Palacio de los Deportes. Logroño

13 comentarios:

  1. Anónimo dijo...

    Hmmmm... NO IMITA A UNA GAVIOTA AL FINAL DE LA CANCIÓN. Es un elemento propio de la canción, si escuchas el disco lo comprobarás.

  2. Anónimo dijo...

    Ay! amigo anónimo, no te has enterado. Ya sabemos que el disco suena. Pero en este concierto el graznido de la gaviota(Larus marinus) lo hace el propio Pucho de viva voz a falta de dicho efecto.

    Ahora te has enterado???

  3. galko dijo...

    Bueno, sea lo que sea lo que allí sonó, fue raro, jaja.

  4. Anónimo dijo...

    No en todos los conciertos te presentan un revival (y en acústico) de un temazo tan viejo, tan nuevo para tí como 'a tientas'. Creo que no lo oiste (no escuchaste), ya que sólo por eso este concierto fué especial

  5. Milhaud dijo...

    Gran crónica galko, como siempre. Estuve tentado a ir, pero el hecho de que me enteré el mismo jueves por la mañana me echó para atrás.

    Por lo que veo un gran concierto. Me alegro que disfrutaran los asistentes.

  6. Nicenboim dijo...

    Se me cansa la voz de hablar de VM, son lo mejor que ha producido España en mucho tiempo, hay que tener muchos huevos para hacer este tipo de música en esta España tan de Melendi, El Canto del Loco y Bisbal, música facilona en la que acordes imposibles jamás sonaran, acordes que te hacen sangrar casi las yemas de los dedos, La menor, séptima sostenida.
    Para VM esto es un paseo militar, buscan las notas más complejas, los sonidos de otras partes del mundo (ej.: el malambo) lo mezclan todo y sale un concierto redondo.

    Pero esto a la gente se la “suda”, sigamos como borregos a los que no quieren trabajar, a los que disco tras disco nos ofrecen lo mismo.

    Ojo, que si es para ganar dinero, digamos: “Ave María”, digamos: “zapatillas”, digamos: “Zoociedad”.

    No señores no, yo digo que hay que intentar la cuadratura del círculo.

    Ya estoy más tranquilo.

    Ahora puedo hablar de Miguel Ríos.
    Te ponen un “peazo” auditorio y sales para agradecer a la gente y al pueblo de Rivas y lo que mejor se te ocurre es decir “estáis sobre un montón... de mierda” (Auditorio = antiguo vertedero). No sé…

  7. Jota78 dijo...

    Eh, bueno, todos ganamos barriguilla con el paso de los años, incluidos Pedro Guerra y...

    http://www.youtube.com/watch?v=GYVWnSybQQ0

    ¿12.000 personas? Qué barbaridad de auditorio, ¿no? Pocos lo van a llenar pagando, e incluso para conciertos gratuitos es un aforo descomunal... Pero bueno, que construyan. Espero visitar algún día el Pepe Risi Theater o el Loquillo Arena.

  8. Anónimo dijo...

    Te ponen un “peazo” auditorio y sales para agradecer a la gente y al pueblo de Rivas y lo que mejor se te ocurre es decir “estáis sobre un montón... de mierda” (Auditorio = antiguo vertedero). No sé

    Pues sí, coincido contigo, un comentario muy poco apropiado y ordinario. Que necesidad había de decirlo.

    También de acuerdo en todo lo demás que comentas.

    Entiendo que para los que llevan muchos años siguiéndoles ya quieran escuchar canciones de un disco nuevo, pero éste lo han publicado en 2008 y es normal que sigan tocando sus canciones. A parte que hay mucha gente que se está enganchando ahora y quieren oirlas. Y a parte también que ya están tocando canciones nuevas que irán en el nuevo album. Dejémosles que trabajen despacito y saquen otro disco igual de bueno.
    A mí lo que sí me repatea es que artistas consagrados con más de 5 discos y con un montón de canciones buenas (Bunbury, Manolo García...), lleve 4 años viéndoles en concierto y toquen siempre las mismas canciones.

  9. Ana dijo...

    Pues ya es la tercera vez que veo a estos chicos y como siempre me gustarón mucho. El auditorio Mike Rivers impresiona aunque esté encima de un montón de mierda. Las fiestas de Rivas parece que estan bien, aunque da la sensación de que todo es muy prefabricado, como un gigantesco PAU.

    Gracias amigos.

  10. Anónimo dijo...

    Coincido con Galko, el grupo se divierte, se lo pasa bien tocando y compartiendo su música y eso el público lo nota y lo agradece.
    Mis impresiones son de una novata que sólo había escuchado al grupo de pasada, pero que desde el comienzo me encandiló. Sonidos diferentes, letras que se te quedan en la cabeza y fuerza en el escenario.
    Definitivamente, tengo que seguir escuchándolos!!
    Lucía

  11. manurhill dijo...

    Buena crónica, me parece una pasada un auditorio para 12.000 personas en una localidad de unos 65.000 habitantes pero no hay que quejarse. En cuanto al concierto no dudo de qué estuviese bien hace poco los volví a ver en directo y aunque a gran parte de la parroquía rockera no les gusten, tienen un gran directo y algunos pequeños defectos como esa mania de hacer agacharse al público al final del concierto.

    Saludos

  12. Palo dijo...

    Estos tíos son unos fenómenos, el auditorio se sale, los bocadillos son muy ricos... y qué hay mejor que esto con unos minis y amigos?? pues eso.

  13. FRANCISCO MANUEL dijo...

    Vamos a romper una lanza en favor de MINIM, grupo ganador democraticamente, votado por gente como RADIO3, productores de renombre y concejalia...
    Tienen mucha vida por delante y esperemos verlos por Madrid otra vez

Publicar un comentario