Rise Against (2009) Sala La Riviera. Madrid

11/15/2009 01:17:00 p. m. Publicado por David Gallardo

Lugar: Sala La Riviera. Madrid
Fecha: 14 noviembre 2009
Asistencia: 2.000 personas
Artistas Invitados: Thursday, Poison the Well
Precio: 19,30 euros
Músicos: Tim Mcllrath (vocalista, guitarra rítmica), Zach Blair (guitarra, coros), Joe Principe (bajista, coros), Brandon Barnes (baterista)



Setlist: Collapse (Post-Amerika), State of the Union, Re-Education Play, Paper Wings, Long Forgotten Sons, The Good Left Undone, Chamber the Cartridge, Drones, The Dirt Whispered, Audience of One, Blood to Bleed, Savior, Survive, Black Mask and Gasoline (con Gorka de Berri Txarrak), Prayer of the Refugee
Bis: Swing Life Away, Hero of War
Bis II: Dancing for Rain, Give it All, Ready to Fall







No sé cómo demonios he llegado hasta aquí arriba pero sin duda esto fue lo mejor para todos. Estaba yo ahí abajo en el tumulto cuando repentinamente sentí esa fuerza centrífuga que me elevó sobre el resto de mis congéneres súbitamente. Pero esa no es la movida, sino que lo complicado ahora es descolgarme sin romperme alguna articulación porque ya no queda nadie sobre quien arrojarme para amortiguar. Nunca imaginé que estar colgado de la bola de discoteca del techo de La Riviera fuera un problema de tan compleja solución.

Y eso que la cosa empezó poco a poco, o sea, bien, a pesar de que me llamó poderosamente la atención que dos horas antes de la hora fijada para Rise Against no hubiera nadie en los bares aledaños, cuando la costumbre es que estén hasta la bandera. ¿Donde estaba todo el mundo? Unos pocos tomando sus refrigerios a las puertas de la sala, pero la mayoría ya dentro viendo al resto de grupos -un poquito vimos a los Thursday, pero bueno, que no son mi rollo-. Un pequeño festival por 19 euros y encima encabezado por uno de los grupos capitales del hardcore melódico de la actualidad. Sábado en la noche en la ciudad, sálvese quien pueda.

No puedo por menos que acordarme ahora de la chavala que se quedó sin entrar -supongo que unos cuantos vivieron el mismo injusto trauma de impotencia juvenil- a pesar de que suplicó y mendigó al puerta, quien, impertérrito, le intentaba explicar que aunque le faltaran cinco días para cumplir 18 años lo único que contaba es que no los tenía y si entraba la policía todas las familias de trabajadores de La Riviera se iban a quedar sin comer. Literalmente. ¡Pero la chica venía desde Asturias! Obviamente los trabajadores de la sala no eran lo que ella tenía en mente mientras lloriqueaba desconsolada... y en la puta calle se quedó.

La Riviera es un local singular, un poco mierdero para la música en vivo a pesar de ser el epicentro de la movida madrileña, de manera que una buena colocación es fundamental. Uno busca tímidamente su lugar en un lateral, cerquita de la barra y cerquita del meollo por si apetece adentrarse. En realidad esto último es la gran mentira del rocanrol en mi caso, puesto que yo ya sabía de antemano que a los dos minutos iba a estar donde estuviera la gresca. Así ha sido siempre y así volvió a ser una vez más.

Sólo dos canciones de calentamiento y ya estás en un callejón sin salida. La única salida, de hecho, es una huida hacia adelante. El sudor de tu frente te provoca escozor en los ojos y eso significa que estás haciendo un buen trabajo, que las cosas están saliendo bien. Es entonces cuando recuerdas el reciente concierto de Green Day en Madrid y deseas que todos los infantes que allí miraban con resquemor a quienes pogueaban a su lado estuvieran aquí para conocer lo que es el verdadero dolor. Niños y niñas, teneis que daros prisa en comprender la historia u os quedareis como fanes de Pignoise y cuando llegueis a los veinte ya estareis recordando a las nuevas generaciones lo punks y modernos que erais. Tanto que hasta ibais a conciertos de Green Day... pffff.

Claro que entre el público de Rise Against también hay quien ya les acusa de haber cambiado, de no ser tan hardcoretas como en sus inicios, sin duda mucho más auténticos. Es la misma historia de siempre y eso explica la tibieza con la que eran recibidas canciones tan sobresalientes como Long Forgotten Sons o Audience of One, ambas del último sobresaliente disco de la banda. Me gusta tanto que puedo llegar a lanzar exabruptos como que Appeal to Reason, que así se llama, se mea en toda la discografía de Bad Religion. Como sé que estoy derrapando, emplazo a quien quiera a discutirlo en la barra de cualquier bar cualquier noche. O en la barra del concierto de Depeche Mode del lunes en el Palacio de los Deportes. Búsquenme y dialoguemos.

Total, ya anoche hubo un debate a este respecto que me río yo de Curri Valenzuela. Porque mis colegas salieron con sabor agridulce, puristas ellos, porque no tocaron tal y cual canción, porque las últimas canciones no tienen esos coros tan marca de la casa melódica, porque el bis acústico es incomprensible para ellos -hostias, Hero of War es una gran canción y siempre me imagino a mi tito Springsteen cantándola... y cuela, eh, cuela-. Ellos, que me pegaron una chapa memorable para explicarme qué es el estilo de vida straight edge mientras yo degustaba mi enésimo ron cola y pensaba ya en Dave Gahan.

Y yo encantado de la vida, porque constaté que el purismo no lleva a ningún lado. Ni con Rise Against, ni con U2, ni con nadie. Que la banda salga a tocar, que la peña cante, que la gente baile, que las parejas se quieran, que los surtidores de cerveza echen humo. Anoche hubo conciertazo de una banda disfrutando de su gran momento de popularidad, ni más ni menos -buen punto que saliera Gorka, de Berri Txarrak, a cantar un tema con Tim- Arriba los corazones, como decía Antonio Flores -vaya asco de canción, eh-. Porque como brama Trent Reznor, we are in this together y, joder, lo digo ya, si un concierto no te mola a lo mejor es culpa tuya. En la misma sala, separados tal vez por diez metros, había gente al borde del collapse, y otra con cara de estar viendo al Atlético de Madrid perder cero a uno con el Apoel Nicosia. Fascinante. Mal, en definitiva.





Pero bueno, como comentaba al principio, lo cierto es que creo que tengo alguna herida chunga. No me refiero a moratones y tal, porque eso es lo normal y va con la entrada, no. Es que creo que la bola esta debe tener algún pincho o algo y yo estoy clavado a traición, de manera que si me muevo un poco más de la cuenta siento un dolor ligeramente molesto, la verdad. Cuando me vi aquí me pareció cachondo, pero cuando la gente se empezó a largar me preocupé un tanto. Ahora ya no queda ni dios, han apagado las luces y los currantes del lugar han pasado de mi.

Así que quiero pediros un favor: llamad a mi madre y a mi novia y decidlas que no se preocupen, que todo salío según lo esperado, que el concierto fue un gran desmadre a la americana -me acuerdo ahora de la peli Despedida de Soltero, esa protagonizada por Tom Hanks en la que un burro esnifa varias rallas de farlopa y se come un montón de pastillacas- que estoy bien aunque un pequeño contratiempo hace que tal vez no pueda ir a trabajar el lunes. No os preocupeis, seguro que lo entienden, son muchas como esta ya. Gracias.

11 comentarios:

  1. Juanjo dijo...

    Gran entrada, cómo siempre rayando a gran altura. No puedo decir lo mismo del Rise Against, entiendo que toquen temas de sus últimos discos, pero creo que si están ahí no es por ésos discos si no por los anteriores, sobre todo por el Revolutions per minute, y me parece lamentable que apenas tocara un par de temas de ése disco al igual que la idea de clavar un par de baladas, y encima seguidas, me pareció nefasta. Mal, muy mal. Ya iba avisado por comentarios sobre el concierto anterior en Barcelona, pero aún así me defraudaron bastante. Me sorprendió la cantidad de muchachada joven que había para sentirse "punki por un día". Con todo y con eso tengo que decir, aunque suene contradictorio, que globalmente en el concierto me lo pasé bien, boté y pogueé como el que más, del principio al fin (que para mi fueron las baladas, después ya éra imposible volver a poner la máquinaria en marcha).

  2. Perem dijo...

    Después de una entrada, ahora no recuerdo quien tocaba, no se si eran lo Purple, ahora estoy hablando de memoria en la que nos hablaste de unos polis, de unos destrozos y tal, y luego resultó que era coña, no se si creer eso de la bola.....

    Joder, desde Asturias para quedarse en la puerta.... no esta nada mal.

    Bueno, me quedo con ese primer bis y el Hero of war, imagino que fue uno de los momentos álgidos de la noche.

    Un saludo.

  3. Anónimo dijo...

    la crónica está muy bien. Lo de que se mea en toda la discografía de Bad Religion es el patinazo más grande del mundo

  4. Anónimo dijo...

    Una crónica excelente. Estoy totalmente de acuerdo con las referencias antipuristas.

  5. galko dijo...

    Compañeros, lo de Bad Religion es una pequeña broma para crear polémica...

  6. [p_palc] dijo...

    Cómo te gusta encender a las masas. No te conformas con Bad Religion sino que además vuelves a Green Day y los gritos de sus fans...
    http://principiosalacarta.wordpress.com/

  7. Jota78 dijo...

    Me llama la atención que los conciertos que quedan fuera de mi radar son precisamente los únicos que pagas por ver... Yo el sábado estuve en Toledo viendo a Elliott Murphy (www.elliottmurphy.com) que, no me canso de repetirlo, merecería haber sido tan grande como el Boss.

    ¡Saludos!

  8. txinomandinga dijo...

    Fantástico post man...a los rise solo los conozco de oidas pero la crónica que has hecho es guapísima...muy entretenida de leer...ah y menos mal que lo de Bad religion era broma..porke ya te iba a saltar al cuello...jajajaja...un saludaxo amigo y mucha salud pal próximo!!

  9. Palo dijo...

    Me lo pase en grande!! Tengo ciertas marcas moradas como heridas de guerra en la espalda y eso que sólo estuve un ratillo dentro del meollo!!. Y aunque no soy muy fan de las baladas en general, yo creo que estuvo muy bien, aunque claro, tampoco soy muy pureta.

    Por cierto, tenías la camiseta y la cazadora mojada y a dos colores!
    Ah!! y me ha llevado a dos días de resaca, muy completito...

  10. Anónimo dijo...

    E visto tu post y siento mucho discrepar...
    vi a Rise Against en Barcelona (que me tuve que desplazar desde Toledo porque en Madrid ya no habia entradas)y cada dia me arrepiento mas de haber asistido a ese concierto. Vale que hayan cambiado, cosa que no acepto de buen grado, pero que no se tocaran ni un puto tema del Unrraveling ni del Revolutions per minutes a sido la putada mas grande que me a ocurrido en la vida!para colmo sono a culo el concierto!!!
    tuve qe aguantar a todos los niñatos qe solo se emocionanban con las nuevas canciones mientras yo me tiraba de los pelos porqe no entendia porqe un grupo al qe e qerido tanto no se estaba tocando practicamente ninguno de sus temazos!

    ahora qe porfin habia superado la decepcion qe me lleve con Rise Against, encima leo en tu post que el nuevo disco de Rise Against (qe para mi es una mierda) se mea en la discografia de Bad Religion, y ahora no intentes arreglarlo diciendo qe es una broma, te has pasado tres pueblos chaval!porqe tienes qe meteter con los Bad Religion?? nada puede justificar la mierda de disco qe es Appeal to reason.

  11. Anónimo dijo...

    me he vuelto incondicional de rise against desde que descubrí los videos de sus conciertos en el troubador
    http://www.youtube.com/watch?v=lZ9U9GiHoXs

    (17/6/2006) y rock am ring 2010

    http://www.youtube.com/watch?v=xNpr8KR2h2M
    http://www.youtube.com/watch?v=NCxn8HhMLIE

    Creo que pocos grupos tienen la energía y fuerza que ellos en el escenario y esa complicidad con sus fans...la voz de Tim creo que es grandiosa.....por eso me ha extrañado mucho que buscando comentarios de sus conciertos en madrid, 2009 y marzo 2011 mucha gente comentara que sonaron fatal y que les decepcionaron....he visto los videos que has colgado y desde luego los fans disfrutaron...se nota que el sonido no fue bueno, malos técnicos de sonido o la sala??? pero ver a todo dios coreando las canciones y entregados dice mucho de lo bueno que fue ese concierto....me muero de ganas de verlos en vivo y ya que no vienen a españa en la gira actual, me estoy planteando ir a algún concierto fuera de españa....viendo la locura de video de sala riviera, creo que yo lo hubiera pasado genial, y que si consigo verlos, no me decepcionaran en absoluto....gracias por tu crónica.

Publicar un comentario en la entrada