Arctic Monkeys (2010) MTV Winter. Valencia

2/14/2010 09:53:00 p. m. Publicado por David Gallardo

Lugar: Ciudad de las Artes y las Ciencias. Valencia
Fecha: 13 febrero 2010
Asistencia: 35.000 personas
Artistas Invitados: Mystery Jets, Lightspeed Champion y Fuzzy White Casters
Precio: gratis
Músicos: Alex Turner (vocalista y guitarrista), Jamie Cook (guitarrista), Matt Helders (baterista) y Nick O'Malley (bajista)

Setlist: Dance Little Liar, Brainstorm, This House is a Circus, Still Take you Home, Potion Approaching, Red Right Hand (Nick Cave & The Bad Seeds cover), My Propeller, Crying Lighting, Catapult, The View From the Afternoon, I Bet you Look Good on the Dancefloor, Cornerstone, If you were there Beware, Pretty Visitors, Do Me a Favour, When the Sun Goes Down, Secret Door
Bis: Fluorent Adolescent / Strange, 505










[Recortes de Las Provincias y Levante]



¿Qué pueden hacer los trabajadores de un McDonald's cuando ven en la lejanía, a quince minutos de su hora de cierre, cómo centenares de personas se acercan con unas ganas terribles de meterse entre pecho y espalda toneladas de Big Macs? Hacer pueden hacer muchas cosas, pero en este caso concreto optaron por echar el cierre tranquilamente a pesar de las lastimosas súplicas, lo cual generó imágenes de un patetismo supino a la par que terriblemente cachondo.

¡Mi reino por un aporte calórico de lo que sea! Como zombies, un montón de grupos de chavales daban vueltas al establecimiento buscando la puerta abierta hacia la felicidad. Una vez descubierto que no hay tal puerta, la siguiente fase es aporrear y gritar de manera indigna. Resignación cristina acto seguido y punto final. Cabeza gacha y a casa guapos, que esto no es Acción contra el hambre.

Sólo si los Arctic Monkeys hubieran tocado tres o cuatro canciones más todos nos habríamos ahorrado esas visiones apocalípticas, que habrían hecho vomitar a cualquier dietista un poco comprometido con su tarea vital. Pero hasta en eso fueron rácanos, pues apenas llegaron a los noventa minutos de actuación, seguramente escudados en la urgencia de su propuesta. O por culpa del frío sin duda ártico (inevitable juego de palabras en este caso) que el día de marras agarrotó a la ciudad de Valencia sin piedad alguna. ¿No querías el MTV Winter? Pues aquí teneis el MTV Winter Siberiano, valientes.

Gélida noche que no los de Alex Turner no consiguieron incendiar. Un Turner que ahora va por el mundo vendiendo una supuesta madurez -debe molar decir eso aunque sea una milonga- debido a sus flirteos con el stoner rock por obra y gracia del gurú Josh Hommes (Kyuss, Eagles of Death Metal, Queens of the Stone Age). Flirteos que alejan a su banda de sus saltarinas señas de identidad iniciáticas y les meten por derroteos un poco más tediosos, por mucho que My Propeller y Crying Lighting, por poner dos ejemplos, sean composiciones a tener en cuenta. Pero aunque hoy en Alboraya no se hable de otra cosa, ninguna de ellas será la canción de la década.

El concierto comenzó frío, congelado, con un montón de gente que pasaba por allí como también podían estar en cualquier otro sitio. Brainstorm fue ignífuga, inofensiva. Los fanáticos estarían por las primeras filas, porque sólo un poco más atrás la peña estaba más de miranda (y de mirindas) que otra cosa. Se suceden las canciones y más de uno tiene la sensación de que han tocado algunas repetidas, otros se despistan. Será cuestión de darse un paseo por el recinto, incomparable desde luego, a ver si hay por ahí más ambiente. Así se descumbre que desde el fondo se escucha mejor que en el mogollón y que la gente baila lo que sea.





Pasan los minutos y la historia no te agarra por las pelotas. El aburrimiento amenaza, en el escenario podría estar cualquier otra banda y no pasaría nada. A lo mejor así mejoraría. Es lo que tienen los hypes sobrevalorados, que están bien para un rato, pero en realidad no tienen esa tan cacareada sustancia. La cosa hoy va de fast food y de consumibles de usar y tirar. Por mucho que se empeñen en asegurarte que los Monkeys son unos visionarios en los que se apoyará la música pop del siglo XXI, lo cierto es que son de aprobado raspado. Sí, vale, los temas del primer disco tienen algo, pero esta noche son petardos que prenden y no llegan a explotar.

Aunque si hay que poner la carne en el asador se pone, y se baila, se celebra, se jalea. El público, soberano, lo puede salvar todo y ha decidido, obviando que el mercurio está bajo cero, que el sábado en la noche es para quemar todas las naves y punto. Algo que se hace con facilidad, ahora sí, apoyado sobre todo en una parte final que sí, que está mejor, porque When the Sun Goes Down y Fluorent Adolescent, que vaya si funcionan. A lo mejor es que este es grupo de festival veraniego al que el sol le sienta bien, porque desde luego con frío... ejem ejem.





Los músicos se despiden tras un bis de los más tacaños que se recuerdan al otro lado del Turia y todo el mundo contento. Los músicos porque suman un bolo más a su historial y el personal porque al fin puede abandonar el iglú sin primavera en el que se ha convertido el recinto y contar a sus familiares y amigos que anoche estuvieron viendo a los Actic Monkeys. ¿A los saltimbanquis? No, a los Arctic Monkeys, cojones. Ah, ¿y qué tal? Pues bah, regular tirando a mal. ¿Y eso? ¿Pero son famosos y tal? Son famosos, sí, demasiado... menos mal que la paella de La Marcelina estaba tan apetitosa como siempre.


Más crónicas:
- El Mundo
- El País
- Europa Press
- Qué!
- Efe
- Levante
- Las Provincias
- Universo Gay
- Diario Crítico

13 comentarios:

  1. Jota78 dijo...

    Macho, no puedo estar más de acuerdo. Me pasé los últimos setenta de los noventa minutos que tocaron en Madrid pensando: "qué forma más tonta de tirar cuarenta euros". Porque Vistalegre será una mierda, se oirá como el ojete, será un drama entrar y salir, todo lo que tú quieras; pero sin contenido, lo mismo da el continente. Haga frío o haga calor, los Arctic son unas estrellas de chichinabo, un grupo de serie B.

  2. PublicPervert dijo...

    Uhhmmm,no sé porque eh,pero noto que los Arctic Monkeys no te hacen mucha gracia...
    Pues en Vistalegre me lo pasé de puta madre,la verdad.Cuestión de gustos.
    Bueno,espero que éste sea el primer comentario de muchos,que sepa usted que le llevo leyendo mucho tiempo y que es cojonudo,un puto crack.Las mejores crónicas de los conciertos las he leído aquí que me he visto hasta las de Bunbury,y eso que le aborrezco,no te digo más...jajaja
    Felicidades Galko,de verdad...y paro ya que parezco una groupie. :D

    http://indieandblog.blogspot.com/

  3. Arantxa90 dijo...

    Me rindo ante tu analogía McDonals-Arctic Monkeys.
    Son un grupo que nunca me ha gustado (están taaaaaan sobrevalorados) y aunque el concierto en sí me gustó (porque me esperaba algo mucho peor xD) la verdad es que no me consiguen como fan. Y el público no se animó mucho, no, sólo en los singles, que de echo eran las unicas canciones que yo conocía...

  4. grauereta dijo...

    Acabamos tb en la puerta del McDonalds xDDD y me quede sin Happy Meal, aunq tengo que decir que estaba yo tan happy con el MTV Winter q ni me importó irme sin cenar a casa :)

  5. kosakonka dijo...

    A lo de las canciones... son las mismas que tocaron en Madrid pero sin pagar... xD Yo llevaba bocatasss nada Mc, menos mal... Por cierto, como se agradece un CC al lado de un concierto... me pillé unos guantes en Zara pr 4€ q son "mano" de santo xD

    FWC los mejores de la noche, sin duda

  6. Ana dijo...

    Pues nada, el sitio me parecio precioso, ahí en plena Ciudad de las Artes y las Ciencias, todo iluminado. Reconozco que tengo debilidad por Valencia, pero el concierto no me motivo nada, hubo un momento en el que me agobie e intente salir de allí como pude, con lo cual la noche se me torció un poco, tuvieron algunas canciones entretenidas en las que baile, pero poco más.

  7. Mr. Propeller dijo...

    Estoy completamente de acuerdo... A mí también me dejó frío el concierto y no únicamente por las sensaciones climáticas... Definitivamente, la madurez no sienta bien a todo el mundo y menos a las pseudoestrellas que se creen tal por vivir en Nueva York

  8. Anónimo dijo...

    totalmente de acuerdo, aun no consigo entender como hay gente que dice que "fue impresionante", en fin, para gustos los colores...

  9. Anónimo dijo...

    Yo no los he oído nunca y tampoco estuve allí pero fue una mierda.

    Mikel.

  10. Faneca dijo...

    Al fin te mojas, que llevabas unos cuantos conciertos con el mode histérica on... jejeje
    o mas bien con el mode birritas on!

  11. Anónimo dijo...

    impresionante porque las letras de los arctic lo son, y no particularmente las de los singles, que suelen ser más flojas... lo que no puede ser es que no te llegue alguna canción suya, al menos una, y más de las últimas
    y sí que puede ser que hayan madurado, es más, ya desde scummy man alex declaró que le gustaba la poesía, y cada vez está más claro que no se le da nada mal trasladarla a sus canciones... menos ruido a lo fwc y más sentimiento!

  12. Anónimo dijo...

    Sin querer he encontrado esta reseña, soy de México, acá, los Arctic Monkeys se dieron cita el 21 de abril, donde pude presenciar el PEOR concierto de mi vida!!!!!, y me sorprende, pues en verdad creí que sólo lo habrían hecho en mi país, pero veo que no!! ya es costumbre hacer jaladas de esa magnitud de cantar poco!! y no prender al público, definitivamente esto me hace tener una sola conclusión: Los Arctic están muy sobre-valorados!!!! Y mucho!

    Saludos!!

    PD: Y dejen decirles que México tocaron sólo una hora!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! así que por mucho les dieron más...jeje pero igual de gacho así que no importa.

    Vale
    Adios

  13. Maite dijo...

    Un frio que pelaba y si fui a la hora justa para ver el plato estrella. Escuché unos cinco temas y volví a casa. Para ver un grupo que en el escenario no dice nada, me voy a casa y me pongo el CD.
    Un aburrimiento, totalmente deacuerdo.

    Maite

Publicar un comentario en la entrada