Supersubmarina: concierto sorpresa con aroma a celuloide en la Gran Vía madrileña

9/09/2015 04:11:00 p. m. Publicado por David Gallardo

La quinta edición del DCode Festival es inminente, pues tendrá lugar ya este mismo sábado 12 de septiembre en el campus de la Universidad Complutense de Madrid durante una maratoniana jornada en la que se sucederán desde las 12 del mediodía las actuaciones de, entre otros nombres ilustres, Sam Smith, Suede, Crystal Fighters, Foals, Izal, Second y Supersubmarina.

Precisamente estos últimos fueron los encargados de encender la mecha este pasado lunes en el Cine Capitol de Madrid, en plena Gran Vía, cuando de la mano de Heineken®, presentaron 'Road to DCode by Supersubmarina'. Una supuesta película en 3D que, al final, oh sorpresa, resultó ser todo un señor concierto a traición en uno de los locales más emblemáticos del centro de la capital.



Entre el público de esta primera gran cita del DCode más expansivo, que lanza sus brazos para intentar abrazar a toda la ciudad, caras conocidas como Neuman, Izal, Rayden, Fuel Fandango, Trajano!, The Bright, Eme Dj, Sexy Zebras, Los Wallas, María Reyes o Pantones. No faltaron tampoco actores como Eduardo Casanova, Macarena García y Jorque Suquet.

Todos esperaban asistir al estreno de una película, tal vez un musical o un documental sobre la trayectoria de Supersubmarina. Pero la experiencia era toda una señora trampa, un delicioso truco de trilero que se destapó cuando, tras la proyección de los títulos de crédito, cayó la pantalla y el cuarteto de Baeza apareció en escena absolutamente enchufado para ofrecer sin más rodeos un concierto en riguroso directo. Toda una película en calidad extrema solo para los ojos de un puñado de afortunados privilegiados.



Heineken® prosigue así con la campaña Lve Access, con la que nos invita a vivir el directo como nunca antes se había vivido: llevando al DCode a un lugar fuera de contexto, al mítico cine Capitol de la Gran Vía de Madrid donde tantos sueños hemos vivido millones de personitas anónimas a través del celuloide. En esta ocasión, por una noche, la música se hizo carne en la gran pantalla, difuminando la línea que separa la realidad de la ficción. Puro disfrute onírico.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada