Leo Jiménez: "El público del pop es más abierto que el del rock"

5/09/2016 11:55:00 p. m. Publicado por David Gallardo

Una de las voces fundamentales del heavy metal y el rock duro en castellano, Leo Jiménez, está de vuelta con un nuevo trabajo discográfico titulado 'La factoría del contraste' (Rock Estatal Records), con el que este fuenlabreño de 36 años da otro paso en su ya extensa y variada trayectoria musical, como siempre reivindicando su libertad como artista.

"Es un disco muy variado dentro de las márgenes del metal. Hay metal casi extremo y pasamos por momentos más melancólicos, baladas rozando el pop en algunos casos. Está cerca del pop y del death metal también. Jamás un grupo de heavy o del rock se acerca tanto a ambos extremos y eso es lo interesante", recalca a Mercadeo Pop.

A su juicio, el disco incluye un "abanico" de estilos que le representan, por lo que afirma que es una obra "muy entretenida". "Hay una serie de bandas que sus discos son todos iguales, pero si eres un tío que te guste investigar igual te puedes aburrir con esos trabajos. Yo soy de esos", asegura.

"Me crispa mucho el encasillamiento que hay en el mundo del rock, principalmente en España aunque sucede en todo el mundo", prosigue Leo, cuyo nuevo disco se abre con un tema titulado Soy Libertad. "Me crispa la sensación de que no te puedas mover un centímetro ni para un lado ni para otro", insiste.

Esto le lleva a explicar que él puede escuchar Frank Sinatra mientras cocina y luego The Prodigy en el coche: "¿Por qué no puedo ni decirlo? Hay una especie de fascismo dentro de la música que no lo tolero, porque no quiero quedarme sin expresar lo que me gusta o me deja de gustar".

Y lo cierto es que 'La factoría del contraste' efectivamente es un trabajo con amplitud de miras, pues poco tienen que ver temas frenéticos como Con razón o sin razón con esa balada acústica que es Caballo viejo, o con Que me digas ven, tema casi pop cantado a dúo con Merche. "Mi vida es el metal, yo no llevo veinte años haciendo metal porque sí y de eso no soy dudoso. En mis discos siempre intento reflejar que soy una persona abierta de mente y de gustos", destaca.

Estas reflexiones le llevan a recalcar que "la apertura mental con la música en España es nula", al tiempo que asegura que "llevamos un retraso grandísimo" en este ámbito: "Si un chico escucha Lujuria, Warcry y Saratoga parece que ya no sale de ahí. El mensaje que quiero dar es que el rock es libertad y yo soy libertad".

Además, asegura que "el público del pop es más abierto que el del rock", algo que argumenta con varios ejemplos, como "si Amaral quisiera hacer un disco más rockero o Antonio Orozco meter electrónica en sus temas, porque nadie se escandalizaría". "Y si Pablo Alborán canta con alguien del rock, a los del pop les va a encantar y a los del rock no les va a gustar. Esto en 2016 me preocupa mucho", remacha Leo.



Esta variedad y apertura de miras se aprecia también en las letras de las canciones, pues Leo ha intentado "hablar de temas que nos preocupan a todos", como por ejemplo la defensa de los animales o la libertad sexual. Incluso se atreve a denunciar la hambruna que no pocas familias soportan cada día en este nuestro mundo civilizado en el tema 'Hambre'.

"El rock se inventó para protestar y parece que se ha perdido esa esencia. Yo escucho las entrevistas de algunos rockeros y es todo políticamente correcto y no se habla de problemas sociales que pasan en los barrios como deshaucios o gente que no tiene para dar de comer a sus hijos", resalta.

Sobre esta canción en particular, Hambre, añade que "es una letra sencilla para que la entienda todo el mundo". "Como tengo la posibilidad de expresar este tipo de temas para que me escuche mucha gente, intento ser claro, como cuando se le dice a un dirigente político 'estamos ante los cojones' y no hay poesía que valga", remarca.



Tras más de veinte años de trayectoria, tanto ahora con su proyecto solista como en el pasado en bandas como Saratoga o Stravaganzza, Leo Jiménez se ha convertido en un nombre esencial en el heavy metal y el rock duro, con miles de fans tanto en España como en América. "Mi fuerte es el público de habla hispana", concede.

"Estoy feliz con eso y lo voy a defender siempre. Pero hay que intentar avanzar y abarcar un poquito más, ya que para hacer grande cualquier proyecto hay que luchar e intentar. El problema es que no te dan credibilidad en Europa siendo español", apunta sobre sus intenciones de expansión a más territorios.

En esta línea, agrega que "quitando Julio Iglesias, Alejandro Sanz y dos más, los españoles no existimos". "El tipo que esté petando de pop en España fuera no es nadie, es así de triste. Pero estoy luchando mucho por salir por Europa. Luchar por defender tu legado y que se sepa el día de mañana que exististe", subraya.

ENTREVISTA PUBLICADA ORIGINALMENTE POR David Gallardo EN EUROPA PRESS.

8 comentarios:

  1. José Agustín Suero Contreras dijo...

    La gente como tu, los que vais de damas del metal. Si, damas del metal. por que tu música, y tu forma de cantar es para chicas desoladas, y con pocas oportunidades en el amor. Haces que los que nos apasiona el metal, tengamos que aguantarte como si no existieran otras personas que hacen lo mismo que tu, pero sin querer ser nadie, simplemente personas que cantan con el corazón.

  2. Anónimo dijo...

    Leo es un gran cantante y solo intenta enseñarnos que enserrarnos en un solo genero es limitarnos a apreciar lo que otros tienen por mostrarnos y que eso no es ser libertad. \m^^m/

  3. Anónimo dijo...

    ¿Tener que aguantarlo? A mí hay muchas bandas de metal que me gustan, y otras muchas que no. Y otros estilos de musica que me gustan, y otros que no. Y lo que no me gusta no tengo que aguantarlo en absoluto, es tan fácil como pasar olímpicamente. Mago de oz por ejemplo me gustaba mucho en la Leyenda de la mancha, pero lo que hacen ahora no me entra ni a martillazos. Y te aseguro que no tengo que aguantarles, en mi reproductor pongo el Sobrevivire de la Naranjo, Wasted Years de Maiden, el Nessum Dorma por Pavarotti o Child in Time de Deep Purple si me apetece, y Txus no se me ha aparecido todavia con una pistola apuntando. No se si Leo Jiménez es ahora una versión jebi de Hamlet que persigue a los infieles por la noche.

  4. Alguien a favor de los anónimos dijo...

    Todo mi apoyo a los anónimos de arriba.
    Es decir, ¿no es eso exacto a lo que Leo se refiere en la entrevista? Se nota que sólo entran a comentar críticas destructivas. La música es expresión, es incluso más amplio que los colores.
    ¿Qué? ¿Porque el rosa no te gusta dices que los que de verdad aman la paleta de pintor deben soportarlo siendo que es un color de "chicas desoladas con pocas oportunidades para el amor"? "PRIMITIVO" es la palabra que define esas típicas opiniones que no construyen nada bueno.
    La música no es racista. Cada quien escucha lo que quiere, el que no, ni necesita dar opiniones de lo que le disgusta. Para eso están las bandas que sí. Un nuevo estilo, una nueva forma de cantar, una diferente forma de ver el mundo y tomar su vida... no mancha ningún género. No es violencia, es buscar nuevas técnicas para hacer llegar algo. Sólo ensucia lo que lastima, lo que no produce buenas cosas, lo que ofende. Hay maneras y maneras de decir algo, busca las palabras que sobran, no se necesita atacar :3.

  5. Anónimo dijo...

    Parece mentira que este hombre diga que su estilo "extremo" se acerca al "death metal" ,me parece insultante debido a su voz popera que va desarrollando sumado a las secuelas de su faceta de " jesucristo superstar" y la de "me vendo como puedo, aunque tenga que bailar en una tarima con shakira , con una camiseta por el externón enseñando ambos nuestro piercing del ombligo "

  6. Anónimo dijo...

    El primer comentario hecho por José Agustín és el de uno que solo tiene envidia y recelo, no seràs tu la dama del metal?

  7. Anónimo dijo...

    si odiar el regueton es ser fascista.........

  8. Anónimo dijo...

    Leo es un GENIO en toda la extension de la palabra...

Publicar un comentario en la entrada