Los Tiki Phantoms: "Cada concierto nos sirve para pasarlo bien, conocer gente y, sobre todo, comer gratis"

2/22/2017 12:26:00 a. m. Publicado por David Gallardo

Los Tiki Phantoms regresaron el 10 de febrero con nuevo disco, 'Aventuras en celuloide', en el que han utilizado "la gran cantidad de películas y series" que han visto durante los dos últimos años para inspirarse en la composición de sus nuevas canciones.

Esta inspiración cinematográfica se sustenta, según plantea el guitarrista El Caníbal a Mercadeo Pop, en que "cualquier canción tiki podría funcionar perfectamente como banda sonora", algo que, de hecho, ya ha pasadao en series como Alaska y Mario o la mexicana Club de cuervos, así como en la película Papá soy un zombie.

"Hemos intentado reflejar las influencias visuales que hemos recibido en nuestras canciones", explican, antes de concretar que por ejemplo Kiki en la playa hace "alusión a la peli porno de Los vigilantes de la playa", mientras que Viaje estelar está influencia por las películas de serie B, Z "o lo que sea".

Además, El renacido va sobre la forma en que el guitarrista del grupo, El Dorado, "superó una resaca monumental a lo Resacón en Las Vegas, y para Locos sobre ruedas han ideado un videoclip "muy divertido" dirigido por Dani Moreno en el que compiten en una "carrera a muerte contra trogloditas, superhéroes y luchadores mexicanos".



Concretamente sobre los videoclips, El Caníbal explica que los usan para "romper la barrera" que crea su aspecto, pues "en todos los conciertos pasa lo mismo" cuando empiezan a tocar "y la gente está desconfiada en plan uy qué tíos con una pinta más chunga".

"Pero tras algunas canciones y bromas por nuestra parte ya nos ganamos su simpatía y confianza. Los videoclips nos ayudan a que ya vengan preparados para el show y con ganas de hacer una tikiconga gigante", apunta el guitarrista con el habitual cachondeo del grupo.

Aunque sean divertidas, lo que no es una broma es su colección de canciones, que vuelven a transitar por el surf, el garage, el spagueti y el rock de los cincuenta. Una amplia y variada paleta de colores que se debe a que son "de mentes abiertas".

"No nos limitamos a hacer lo mismo una y otra vez. Además, en el estudio en el que grabamos nuestros discos -La Atlántida Estudio- tienen muchos pedales, amplis y guitarras para usar y esta vez utilizamos algo más de fuzz, pedales de vibrato, trompetas y percusiones", apunta.



En cualquier caso, El Caníbal admite que aunque les gusta grabar nuevos temas, se sienten "orgullosos" de su fama de animales de directo, puesto que la banda siempre plantea los conciertos "como una experiencia a recordar" e intentan "dar un buen show" a la gente que acude a verles.

"Creo que somos la única banda que hace acrobacias, tikicongas y sacrificios humanos sobre colchonetas en sus conciertos", bromea, para luego asegurar que no se sienten más viejos por el paso de los años: "El Gran Dios Tiki nos protege del desgaste proporcionándonos energía ilimitada".

"Si quieres comprobarlo ven un día de marcha con nosotros", propone con aire de reto el guitarrista, quien termina, más en serio, apuntando que la gira de presentación del álbum "tiene muy buena pinta" y hay todavía muchos conciertos por confirmarse. "Cada concierto nos sirve para pasarlo bien, conocer gente y, sobre todo, comer gratis", remacha.

La gira en cuestión empieza en Zaragoza (10 de marzo, Lata de Bombillas) y continuará por Madrid (11 de marzo, Gruta 77), Tarragona (24 de marzo, Zero), Murcia (31 de marzo, 12&Medio, Microsonidos), Granada (1 de abril, Boogaclub), San Sebastián (8 de abril, CC Intxaurrondo) y Bilbao (9 de abril, Satélite T).

Luego será turno para Vigo (28 de abril, La Fábrica de Chocolate), A Coruña (29 de abril, Mardi Gras), Santander (5 de mayo), Zamora (6 de mayo, La Cueva del Jazz), Lleida (10 de mayo, Festa Major), Salinas (28 de julio, Longboard Festival) y Miranda de Ebro (1 y 2 de septiembre, Ebrovisión Festival).

ENTREVISTA PUBLICADA ORIGINALMENTE POR David Gallardo EN EUROPA PRESS.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada