New Day: "No pesa para nada haber estado en Dover, en todo caso empuja"

5/09/2017 08:15:00 p. m. Publicado por David Gallardo

En el verano de 2015, mientras Dover vivía sus últimos días como banda después de 24 años de trayectoria, Amparo Llanos, su guitarrista, compositora y cofundadora, propuso al bajista Samuel Titos montar un nuevo grupo. Por gusto. Por necesidad. Porque sí. Y así, con las cenizas de su anterior banda aún ardientes, la pareja decidió montar New Day junto al batería Jota Armijos (ex Fuckaine y 69 Revoluciones).

"Cuando nos separamos Dover, empecé a hacer canciones y se me ocurrió llamar a Samuel para proponerle hacer un grupo y nos pusimos con las maquetas. Llamamos a Jota por si le apetecía tocar la batería con nosotros y dijo que sí", explica a Mercadeo Pop Amparo Llanos ahora que el primer disco de New Day, titulado 'Sunrise', se materializa y está ya disponible en tiendas y plataformas digitales (y el grupo ya presentándolo en vivo).

No resulta sencillo escuchar New Day sin instintivamente comparar con la banda a la que dos tercios del grupo pertenecieron durante tanto tiempo. Podría ser un peso, pero Amparo, al contrario, afirma que "de hacer algo, en todo caso empuja". "No por nada, sino porque Samuel y yo tenemos ya una confianza de muchos años. Haber estado en Dover es una medalla de honor que llevamos tatuada", destaca.

De la misma manera siente el bajista, quien sentencia que no les "pesa para nada", ya que "es una parte maravillosa" de sus vidas, que ahora afrontan codo con codo un nuevo amanecer en este 'Sunrise' que contiene trece canciones grabadas en el estudio El Invernadero de Madrid bajo la producción de los propios Amparo y Samuel, con la mezcla de Ferni Duhalde.



El resultado final es un álbum muy variado con temas rápidos y guitarreros y otros más reposados, aunque Samuel resume que, de alguna manera, "todo gira en torno" a algo que bien podría definirse como "pop luminoso". Y añade: "Siempre nos hemos movido mucho en la melodía pop, en cualquier caso, aunque luego tuviera más o menos caña. Siempre hemos orbitado en torno a eso".

Amparo tercia para explicar que han "jugado mucho" durante la composición de los temas, algo que, según recuerda entre risas, ya hicieron "mucho" en una determinada etapa de Dover, cuando se alejaron del rock que les hizo populares en los noventa para adentrarse con el cambio de siglo en la música dance pop e incluso en los sonidos africanos.

"Van saliendo las canciones y lo más importante es que nos encanten, independientemente de cómo suenen", destaca Amparo, antes de apuntar que por eso hay "canciones más clásicas y otras que admitían más experimentos". "Cada una nos ha llevado por un camino distinto", apostilla.

A este respecto, aún agrega: "Tienen millones de referencias porque nos gustan muchas cosas. Las referencias musicales solo valen cuando te han hecho poso dentro, no vale intentar decir voy a hacer algo de una determinada manera. Es algo que llevas dentro acumulado, cosas que te han gustado".

"Es el archivo subconsciente", tercia Samuel, para quien "todo el mundo tiene su propio archivo". "Cuando escuchas música se pone en funcionamiento y se te quedan unas cosas y otras pasan de largo. Eso es lo que hace que el arte sea emocionante y personal, casi mágico", plantea, antes de que Amparo remache: "Ese archivo es el único que vale para hacer canciones, que tiene un punto de magia".



Durante toda la andadura de Dover, mientras su hermana Cristina cantaba, Amparo se encargó de los guitarrazos, algo que sigue haciendo en New Day, aunque con el añadido de que ahora también toma la voz cantante. Un cambio que "al principio" le daba "un poco de vértigo", aunque señala que "llega un momento en el que te dices que si vas a cantar, pues ponte a cantar".

"Para cantar en público uno tiene que sentirse cantarte. Sin darte cuenta, al empezar a ensayar, te vas acostumbrando a tu nuevo papel. Pienso que tengo algo mío, en New Day encaja y así está bien", explica, llevando la conversación hasta el recuerdo del primer concierto del grupo, que tuvo lugar en el Wurlitzer madrileño en noviembre de 2016 con aforo completo y entradas agotadas en pocas horas.

Samuel resume aquella velada asegurando que fue "divertida, con ganas nervios, emoción y muy buen ambiente". "Vino también mi hermana Cristina y eso tranquilizó", rememora Amparo, al tiempo que el batería Jota afirma que al día siguiente se levantaron con la sensación de que querían "tocar mucho más".

Y aún añade Amparo al respecto: "Se tienen nervios de distintas clases siempre. El nervio de la primera vez que tocas en un grupo nuevo con todo nuevo es diferente a otros. Pero recuerdo haber estado más nerviosa en el pasado en otras ocasiones, ahora tampoco estábamos histéricos. Que haya un puntito de tensión siempre está bien antes de salir a tocar".



A partir de aquellas buenas sensaciones del debut y con el disco ya en la calle, los planes de New Day pasan por proseguir en la carretera presentando el disco para "hacer conciertos todo lo que se pueda y hasta que se pueda".

Asiente Samuel mientras escucha a su compañera y termina por remarcar que "los dos momentazos que dan sentido a un grupo son estar en el estudio haciendo canciones y luego salir a tocar". "El directo es lo que le da sentido a todo", apostilla Amparo.

"Y son cortos porque tenemos un disco, pero intentaremos que merezca la pena", sentencia.

Toda la información sobre la actualidad del grupo está AQUÍ.

ENTREVISTA PUBLICADA ORIGINALMENTE POR David Gallardo EN EUROPA PRESS.

0 comentarios:

Publicar un comentario