- Pearl Jam (2007) Festimad en Leganés. Madrid

Lugar: Estadio de Butarque. Leganés (Madrid)
Fecha: 9 de junio de 2007
Asistencia: 20.000 personas
Artistas Invitados: The Used, Unearth, Tenpel, Avenues and Silhouettes, The Out of Cash, Susy and the Pornorockets
Precio: 37 euros
Músicos: Eddie Vedder (voz y guitarra), Mike McReady (guitarras), Stone Gossard (guitarras), Jeff Ament (bajista), Matt Cameron (baterista), Kenneth Boom Gaspar (teclista)



Set List: Porch, Animal, World Wide Suicide, Hail Hail, Corduroy, Ederly Woman Behind the Counter in a Small Town, Severed Hand, Given to Fly, Green Desease, Even Flow, Daughter (con W.M.A. y snippet de Another Brick on the Wall, de Pink Floyd), Alive
Bis 1: Last Exit, Not for You, Comatose, Go
Bis 2: Black, I Believe in Miracles (versión de Ramones), Baba O'Riley (versión The Who), Yellow Ledbetter

Puedes bajarte el audio del concierto -emitido por Radio3 en directo- simplemente pinchando AQUÍ.

Segunda oportunidad de ver a Pearl Jam en Madrid en apenas nueve meses. Esta nueva cita me permitió quitarme la espinita que tenía clavada desde su concierto de septiembre de 2006 en el Palacio de los Deportes de la Comunidad, donde no pude colocarme en un sitio del todo bueno debido a la masificación de la zona de pista. En esta ocasión había más espacio para el público y eso permitía cierta movilidad desde los laterales hacia el centro, algo que aproveché para desplazarme de un sitio a otro con cierta facilidad.

La tarde tenía buena pinta desde antes de empezar, porque esta vez nos íbamos a reunir un buen puñado de gente con ganas de darlo todo. Tras unas cuantas cervezas y a pesar de la amenaza de lluvia, cuando llegamos al Estadio de Butarque la tarde era de lo más agradable. Ni que decir tiene que, aunque estábamos en Festimad, en el ambiente se notaba que en realidad la mayoría de nosotros íbamos para ver a Pearl Jam y poco más, así que del resto de grupos, nada que decir. Me habría gustado hacer un poco más de caso a The Used, que tienen algunos buenos temas, pero no era un buen momento para ello. Este es el aspecto del lugar poco antes de que anocheciera, un par de horas antes de la actuación de los cabezas de cartel.



Después de un montón de incursiones en la barra para que no faltara el líquido elemento, por fin se apagan las luces y llega el momento de la verdad. El sonido en el lateral, a pesar de estar muy cerca del escenario, no era del todo bueno, le faltaba volumen, de modo que no pude resistirme y antes de que finalizara Porch, (el video es cortesía de la web TukTV) tema con el que abrieron la actuación, ya estaba adentrándome en la zona central y delantera. A cada paso que daba el sonido ganaba una barbaridad, así que decidí buscar un sitio decente y hacerme fuerte en él.





Uno tras otro fueron sucediéndose los temas, trallazos incontestables todos ellos, con un sonido realmente notable -al menos en la zona central, en otros puntos del estadio la cosa era algo diferente-. Hail Hail y Corduroy, dos temas que siempre me encantaron ("Are you woman enough to be my man?" se pregunta Vedder en el primero de ellos) ponen el nivel muy alto, y cuando llega Even Flow ya llegan a un punto en el que no hay retorno. Sólo por estas canciones merece la pena un concierto de Pearl Jam.

Otras que también me gustaron mucho fueron Alive, Last Exit y Not For You, así como la versión de I Believe in Miracles (de los Ramones) y la habitual Baba O'Riley (de los Who) que no tocaron en su anterior visita a Madrid. Black, como siempre, emocionó sobremanera, a pesar de la irrupción en escena del actor Javier Bardem para presentarla y decirles a los presentes lo amigo que es de "Eddie". Este muchacho es muy rockero y eso está muy bien, pero ya está cansado uno de verle pasado de vueltas en casi todos los grandes conciertos que tienen lugar en la capital.




En internet pueden encontrarse decenas de crónicas de este festival, en medios de comunicación al uso, webs de fans y foros de todo tipo. Sin embargo, en esta ocasión he elegido la que publica el diario gratuito 20 Minutos, porque quien la firma, Pedro Rubio, parece ser un fanático en toda regla, armado con un ordenador y la posibilidad de expandirse en un periódico de cierta tirada. Un tipo de los más peligrosos, por tanto, jeje.


El rock atemporal de Pearl Jam desata el delirio en el cierre del Festimad
PEDRO RUBIO. 10.06.2007 - 08:18h

La banda de Eddie Vedder firma un concierto soberbio en la última jornada del festival madrileño, en Butarque (Leganés).
Los temas clásicos, como Black o Go, predominaron en el repertorio.
The Used y Unearth, antes, e inevitablemente eclipsados, se limitaron a cumplir.


Rondaban las once de la noche cuando, en un atestado Butarque, más o menos 20.000 personas se agolpaban en busca de la mejor ubicación para presenciar el único concierto en España de Pearl Jam en su gira de este año, suficiente argumento para acudir a Leganés y esperar con impaciencia la llegada de tan legendaria banda.

Pearl Jam, una banda a la altura de cualquier formación mítica, ha escapado de las garras de la etiqueta grunge admirablemente. Y es que, con el recuerdo aún vivo de una más modesta pero igual de intensa jornada previa, con Slayer y Anathema a la cabeza, el frenesí y la emoción que se respiraba por ver a Eddie Vedder y compañía en acción eran notables en el estadio, y equiparables a la pasión que han desatado las grandes formaciones de la historia, léase The Beatles, Led Zeppelin o Guns N' Roses.


Y la irrupción de estos colosos de Seattle en escena confirmó las expectativas. Da igual que el sonido sea pobre, como el que la audiencia tuvo que padecer con la inicial Porch, que se dejen en el tintero composiciones por las que el 99% de bandas de rock de todas las épocas podrían llegar a matar, como ayer por ejemplo Betterman o Rearviewmirror... en fin, hablamos de una banda iluminada, de un grupo que ya es un clásico del rock en toda regla, a la altura de cualquier formación mítica que nos cruce por la mente, y que ha sabido escapar de las garras de la mercantilista etiqueta grunge y trascender a su generación de un modo admirable.

Quizá no redondearan una actuación tan soberbia y exaltada como la que ofrecieron el año pasado en el Azkena Rock Festival, pero desde luego esta banda, aún a medio gas, y ayer tampoco fue el caso porque el derroche fue mayúsculo, marca diferencias.
Mike McCready demuestra que pese a estar muy lejos de ser un veinteañero desborda una garra increíble, Matt Cameron, uno de los mejores baterías de todos los tiempos como pudo demostrar en su paso por los descomunales Soundgarden, demostró ser un portento con las baquetas y estar cada vez más integrado en el sonido de la banda; Jeff Ament, su carisma y sus líneas de bajo son indispensables en el sonido de las bellísimas canciones de Pearl Jam... y sí, todos agradeceríamos un poco más de efusividad en Stone Gossard, pero nadie concibe a este grupo sin su aportación a la guitarra.


Y que decir de Eddie Vedder... el que fuera emblema del rock de Seattle de los 90's junto a otros soberbios músicos como Chris Cornell, Layne Staley, Mark Lanegan o Kurt Cobain vive una segunda juventud, exhibe un poderío que, sin llegar al nivel de los años de Ten, su incendiaria ópera prima, sí supera el mostrado en los últimos años, donde ofreció ciertos destellos de abulia existencial felizmente superados.

Javier Bardem presentó Black, sonó Baba O' Riley, de The Who, y I Believe In Miracles, de los Ramones... Por supuesto, y teniendo en cuenta que, con muy buen criterio, Pearl Jam apuesta cada vez más por reivindicar su legado primerizo, y más brillante, la colección de clásicos cortó la respiración, con unas especialmente apoteósicas Even Flow, Go, Corduroy, Last Exit, Yellow Ledbetter y Alive, y una Black que, pese a que no sonó demasiado convincente, su simple irrupción en un set list y el efecto catártico que genera en la audiencia es suficiente para derramar lágrimas de frustración o agradable nostalgia, según el caso.

Con imprevisibles detalles como la llegada de Javier Bardem a presentar precisamente Black y no tan impredecibles como la ejecución de Baba O' Riley (The Who) o I Believe In Miracles (Ramones), el concierto fue poco a poco aproximándose a su fin, para el disgusto de una embelesada audiencia que sin duda hubiera estado allí toda la noche delante de la magia y la emotividad de Pearl Jam.

Sin desmerecer a, sobre todo, The Used y Unearth, correctas bandas que sonaron antes y complacieron a sus metálicos y hardcorianos fans, ayer los focos estaban centrados en el rock atemporal de Pearl Jam, la mejor banda que ha pisado jamás el Festimad y una de las más sobresalientes de la historia.

El periódico El Mundo publicaba el lunes 11 de junio esta bonita crónica.

Por cierto, el concierto acabó así, con Yellow Ledbetter:

Puedes ver un montón de videos de esta actuación pinchando AQUÍ.

Una muy buena web de Pearl Jam en español: Estúpida Fregona
La oficial es www.pearljam.com
Y la de Festimad, www.festimad.es

Comentarios

  1. Lo que dices del sonido es cierto, yo estaba en la grada y dejó bastante que desear en las primeras canciones, pero luego mejoró.
    En la grada se ve de pm, sin aglomeraciones, aunque naturalmente no se vive tanto.
    Me gustó mucho Even Flow, pienso que alive la tocaron muy pronto, y de nuevo me vuelvo a ir sin escuchar State of Love and Trust. REMIERDA

    Javi LCD

    ResponderEliminar
  2. El concierto genial, la verdad es que era la primera vez que veía en directo a P.J. y salvo la patética aparición de un sonrojante Javier Bardem, todo estuvo a la altura.
    Fíjate que me gusta este actor pero le estoy cogiendo gato. Debe ser la influencia de Fede Jimenez Losantos.

    Volviendo al concierto, hay que reconocer que P.J. es uno de esos grupos que te ponen los pelos de punta. Sólo con oír su nombre notas algo especial en el ambiente.

    No me gustan las críticas escritas de conciertos porque me parecen sosas y llenas de tópicos, no obstante la del 20 minutos me ha gustado bastante.

    Me gustó bastante también, dentro de la poca atención que presté, THE USED, aunque el numerito que le montó el cantante al segurata era poco más que para la galería punk, al agredir con terribles insultos a un segurata que a buen seguro era un padre de familia contratado por una ETT para evitar la irrupción de borrachos en el escenario. Para colmo dice "fuck the police". Alguien olvidó explicarle que los seguratas no tienen nada que ver con la policía.

    Me queda la duda de qué dijo Eddie Vedder acerca de los portugueses, no lo acabé de entender a qué se refería, y me gustaría que alguien me lo explicara.

    Eddie Vedder y Javier Bardem, qué diferentes maneras de llevar e interpretar el estrellato. Bardem drogado y haciendo el ridículo, Eddie con naturalidad dando a la gente lo que quiere y expresándose haciendo sus pinitos en español, todo un crack. La verdad es que cada vez me cae mejor este chaval.

    Saludos para todos los que estuvistéis allí.

    GRACIAS.

    Mikel

    ResponderEliminar
  3. Impresionante concierto. Comienzo en un lateral para poco a poco irnos adentrando hasta colocarnos en la zona central donde la gente estaba totalmente entregada. Todo perfecto, excepto la ya comentada aparición de Bardem y la lluvia final de regreso a casa.

    Me quedo con el tema Alive, sinceramente IMPRESIONANTES.

    Saludos a todos

    TitoIby.

    ResponderEliminar
  4. Sólo quedan dos músicos épicos:

    Ed Vedder y Bruce Springsteen.

    Vicenko

    ResponderEliminar
  5. MUY GRANDES MUY GRANDES MUY GRANDES

    Lastima de actorcillos de fiesta, y por cierto, q vino seria?

    Forza

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que yo nunca he sido muy fan de este grupo, pero los buenos conciertos se reconocen y este lo fue.

    ResponderEliminar
  7. Y también faltó Jeremy...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario