- Fito y Fitipaldis & Andrés Calamaro (2007) Estadio Juan de la Cierva. Getafe. Madrid

Lugar: Estadio Juan de la Cierva. Getafe (Madrid)
Fecha: 6 julio 2007
Asistencia: 18.000 personas
Artistas Invitados: ellos dos y sus bandas
Precio: 40 - 60 euros
Músicos: Andrés Calamaro (voz y guitarra), Diego García (guitarra de Calamaro), Julián Kanevsky (guitarra de Calamaro), Tito Dávila (teclista de Calamaro), Adolfo 'Fito' Cabrales (voz y guitarras), Carlos Raya (guitarra fitipaldi), Joserra Senperena (piano y acordeón fitipaldi), Javi Alzola (saxo fitipaldi). Candy "Caramelo" Avello (Bajo) y Jose "Niño" Bruno (batería) estuvieron sobre las tablas toda la noche, tanto con Andrés como con Fito.



Setlist conjunto inicial: A los ojos, Viene y va, Quiero ser una estrella, No se puede vivir del amor.
Setlist de Calamaro: El salmón, Quien asó la manteca, Ok perdón, Te quiero igual, Tuyo siempre, Crucifícame, Todo lo demás, Hacer el tonto, Loco / Corte de huracán, Lo que no existe más, Días distintos, Corazón en venta, Las Heridas, Crímenes perfectos, Flaca, Horarios esclavos, Canal 69, Paloma
Setlist conjunto medio: Estadio Azteca.
Setlist de Fito: Un buen castigo, Deltoya, Por la boca vive el pez, Donde todo empieza, Me equivocaría otra vez, Como pollo sin cabeza, Sullivan Street, Cerca de las vías, Mari Magdalenas (acústica), A la luna se le ve el ombligo, La casa por el tejado, Soldadito marinero, Acabo de llegar
Setlist conjunto final: Me arde / Dead flowers (Rolling Stones cover), Whisky barato, Medalla de cartón, Alta suciedad
(fuente: http://www.camisetasparatodos.com/)

Puedes descargarte el concierto íntegro pinchando AQUÍ


Parece increíble pero, tras cuatro horas de rocanrol, todavía se puede dejar al público con ganas de más. Esto es lo que consiguieron Andrés Calamaro y Adolfo 'Fito' Cabrales la noche del viernes 6 de julio de 2007 en el estadio Juan de la Cierva de Getafe (Madrid). A pesar de que la amplitud del recinto -que no se llenó ni con invitaciones a mansalva- invitaba en cierto modo a la frialdad, la noche fue cogiendo forma poco a poco, yendo de menos a más.

El comienzo, casi 40 minutos más tarde de lo previsto debido a la lentitud del público en los accesos -menos mal, porque los chavales de Mercadeo Pop llegamos tarde en esta ocasión-, tuvo lugar con todos los músicos y los dos astros sobre el escenario, entonando A los ojos, viejo tema de Los Rodríguez, al que siguió Viene y va, del último disco de Fito, Por la boca vive el pez (2006). No se puede vivir del amor puso cierre a esta breve introducción.





Tras esto, la confirmación de que aunque la gira se presenta como una lucha de igual a igual entre los protagonistas, eso no es del todo cierto. El público de Fito es mayoritario y masivo, porque sí, porque está de moda, y eso se nota. Un Calamaro más que digno, haciendo un amplio repaso a su repertorio más rockero, funky a ratos, no pasa en determinados momentos de artista invitado por la indiferencia de una parte del público. Las gigantescas colas en torno a la barra de bebidas del estadio así lo ponen de manifiesto. Ah, en Getafe sí venden alcohol en los conciertos, no como en Madrid, ciudad cada vez más hipócrita con estas cuestiones.

Me gustó más de lo que esperaba, fue muy disfrutable. Andrés es, ante todo, un intérprete, un tipo con presencia escénica y que defiende con honestidad algunas de las mejores y más desgarradoras letras del rock en español. En cuanto al punto rockero, es que en cuanto aparecen esas guitarras Gibson Les Paul en escena, la cosa mejora. Loco, Flaca, Te quiero igual y Corazón en venta fueron los momentos cumbre de una actuación que demostró el buen momento del artista argentino. Quien quiso, lo disfrutó mucho.



Una interpretación 'a pachas' de Estadio Azteca sirvió de interludio para llegar a lo que la mayoría de la gente estaba esperando desde hacía un buen rato, que no era otra cosa que la actuación de los Fitipaldis. Aquí sí que funcionó el clásico sota, caballo y rey. Los temas se suceden uno detrás de otro (en su mayoría los del último disco), con un sonido sencillamente sobresaliente y perfecto, al menos desde la zona central y delantera, en la que, por cierto, se estaba de maravilla, sin apreturas y con espacio para disfrutar incluso del viento que soplaba de vez en cuando. Creo que esta fue la primera vez en la que mis pies se plantaron en el suelo y me dediqué a disfrutar -con la boca abierta a veces- de un concierto que sonaba incluso mejor que en el equipo de música del salón de mi casa.

Porque Fito y sus Fitipaldis se pasan de limpios. Ese es el secreto de su éxito. Rock para todos los públicos, para todas las edades, sin estridencias, con estribillos recordables y el punto justo de dureza. Se hecha en falta un puntito de suciedad en las guitarras pero, qué demonios, defienden canciones que gustan y que merecen ese tratamiento. Además, Fito cae bien. El rock español buscaba un poquito de buen gusto y por fin lo ha encontrado. Mención aparte merece ese guitarrista que responde al nombre de Carlos Raya -quien actuamlente también forma parte de M-Clan, en la sombra, y en su día estuvo en la banda heavy ochentera Sangre Azul-, y que hace lo que le da la gana con su instrumento. Magnífico.

En la recta final, después de tres horas de música, vuelven a reunirse todos los músicos sobre el escenario en plan festivo total, y acaban con Alta Suciedad, que suena, ahora sí, a rock de verdad. No fue un concierto sudoroso, ni especialmente intenso, pero fue una celebración familiar apta para cualquiera, una apuesta por la diversión con talento y sentido. Parece increíble pero, tras cuatro horas de rocanrol, todavía se puede dejar al público con ganas de más.




Aquí puedes ver dos fotos. La primera de ellas es de Kike Para, fotógrafo de El Mundo. La segunda, de la Agencia Efe.

Crónica en el diario EL MUNDO





- La web de Telecinco publica esta otra crónica.
- La página de la emisora de radio Los40 también tiene algo que decir.
- La ficha más completa de la noche, en la web de fans Camisetas para Todos.
- Crónica en Rock Circus


- El periodista musical Quico Alsedo, en su Rock & Blog, pone la mordacidad y el dedo incómodo en la heridita:

Calamaro y Fito, pop-rock de centro en Getafe

Sale Fito. Un tapón, pero cómo se mueve. El típico que toca la guitarra -que es bastante más grande que él- a golpe de pelvis. Como si copulara, vamos. Zaca-zaca-zaca. Un máquina. ¿Sus canciones? Amistosas. Nada más pero, ojo, nada menos.

Sale Calamaro. Qué pinta de narco venezolano (y no colombiano: hay algo, quizás el pelo). O de vendedor de aspiradoras de Brooklyn. Cada vez se parece más, peligrosamente, a Brian May. Se pone una guitarra encima (es de atrezzo: él pone caras). Por lo bajinis, todo un humorista en escena: hace el gesto de la gallina (muy suyo), imita a una folclórica, se pone la mano en el pecho y levanta el mentón a lo Napoleón... Nada es casual: lo hace APOSTA. Épica hortero-porteña. Un cachondo, y un cachondo con talento. Talento malvado y para todos los públicos.

Pop-rock de centro en Getafe. Estadio polvoriento, hormigón del profundo sur (sin Faulkner). Papis y mamis. Jóvenes y jóvenas. Target: la parejita. Público un poco muermo (lo siento). Pero todo Milán necesita su Gatusso, todo Barça necesita su Bakero y el rock en España, qué leches, también necesita destrucción en el centro del campo, alguien que suba el agua al jefe de filas en plena subida, alguien que llene estadios de 20.000 personas y que haga músculo industrial con un producto como éste: decente y ya. Llevar al público de Shakira a las guitarras. Pop-rock de centro en Getafe.

El pop lo pone Fito, por más que Carlos Raya se empeñe en flipar al personal con sus destrezas guitarrísticas (impresionante jevilón reciclado). Pero es pop Fito: estribillitos, crescendos, baladismos... Toca una. Toca otra y parece la misma. Otra y, coño, ¿ésta no la tocó ya? Las inflexiones de voz, casi iguales. Pero el tipo es espontáneo de narices. Un 'showman'. Gesticula guay. Mueve su cuerpín de ratilla de un lado al otro del escenario. Grita fuera de micro. Cae bien con esa traza de paleta de obra, de camarero locuaz, el cigarro sobre la oreja.

¿Simplón? Puede ser, pero eficaz. Rollo Solac: lo que hace, lo hace bien. Y mira que desprecié durante años a Platero y Tú. Y mira que los medios en este país desprecian tanto y tanto rock de pueblo, verbena, periferia y suburbio. Rock que hace saltar a miles de tíos cada sábado noche en Albacete, Vigo, Teruel. Y mira que la prensa trataba al Viña Rock como parias hasta hace dos días (¡más público que Benicàssim!)... Y mira que las discográficas ser reían de... Mejor lo dejamos. Y va un tal Fito Cabrales, monta sus Fitipaldis y se lo come todo. Olé sus 'güevos' (pero oirlo no quiero, eso sí).

El pop lo pone el gran Fito pero el rock, y el corralito verbal, lo pone Calamaro. Siempre me ha parecido un Bowie latino: ahora vampirizo aquí, ahora allá. Cantando tangos a lo Goyeneche con su tatuaje de AC/DC. Ahora se supone que es feliz y está limpio, pero ojo: Calamaro sale, canta frenético 'El salmón' y hace como unas llaves de karate al viento. ¡Ras, ras! Levanta los brazos al cielo. ¡Mesianismo argentinista! Parece Simeone o, un momento: así, gordito y con la pelambrera en pompa, hostias, ¡parece Maradona! ¿Se habrá vuelto a meter? Pero no, tranquilos. Caen 'Te quiero igual', 'Estadio Azteca', 'Paloma', 'Corazón en venta'... Todo bajo control.

Está en su modo más o menos rock, menos mal. Su último disco, 'El palacio de las flores', olía a game over. "Es que he sido padre y soy feliz", decía. Dios mío, ¿y si sólo desde el pozo podía hacer algo como 'El salmón' (mi álbum favorito, su disco blanco, su 'Rock and roll animal')? Pero no, le queda rock. Canta con su 100% de voz, verdaderamente magnífico. El poso de su voz, el aguardiente, se come la de Fito. Suelta la frase de la noche: "Hemos estado buscando botox, pero se lo han llevado todo Sabina y Serrat" (habló el chavalín).

Calamaro se me hace, como siempre, demasiado de género. Ahora cojo este formato, luego el otro. Musicalmente inventa cero, lo copia todo, pero esas letras torrenciales, malas de maldad y claramente vivas, tienen punch, muerden. Y, luego, que es un calamar torpón en el escenario. Suelta 'weeeeas' como de Julio Iglesias. ¡Hace gestos obviamente anacrónicos! ¡Señalamiento de cielo! Pero hay que darlo por perdido: una vez dijo algo así como que Dylan le imitaba "porque como yo le teloneé, él cogió algo de mí y...". ¡Calamaro, que se dedicó a clonar a Dylan durante años!

Acaban los dos juntos, y sus bandas, con una potentísima 'Alta suciedad'. Realmente cañera, pero el público (que ha boicoteado a Calamaro: Getafe es terreno calimotxo, terreno Fito) está gélido total, game over (él sí). ¿Motivo? Quizás que la cosa ha durado tres horas y media (tremendo maratón). O quizás que, como decían Roxette (con perdón), "no nos aburras, vete al estribillo". Procelosos caminos los del pop-rock de centro (¿en el caso de Calamaro centro pelín reformista? No, creo que no).


Comentarios

  1. Me quedé con las ganas de ir por temas monetarios. Grande tu crónica amigo. Por cierto, ya mismo te añado a los enlaces en mi blog, que se me había pasado.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Conciertazo, me encanto disfrute muchisimo, las cuatro horas se me hicieron cortisimas, es el concierto en el que más me he divertido últimamente. Gracias.
    Ana.

    ResponderEliminar
  3. Según testigos no sospechosos (o sea calamaristas) el sábado, en el segundo concierto, Andrés pasaba de todo y se puso a tocar El Salmón, sin salir de ahí. Acabaron decepcionados y Calamaro vencido por Fito. El pobre ex Rodríguez, sin drogas y gordo, no aguanta dos días seguidos.
    Lee a Lenore en La Razón
    De todos modos, bien Gallardo
    Desdelarazón, besos

    ResponderEliminar
  4. Pue syo fui el sabado y calamaro estuvo soberbio!!! Se comió a Fito (lo cual no e smuy difívil, porque el chaval e ssoso con ganas).

    ResponderEliminar
  5. Yo estuve en el 2 son multitud en barcelona, he de decir que no me gusta demasiado ninguno pero no estuvo mal, aunque me amuermé bastante porque en mi opinión les falta caña. Por otro lado 4 horas y pico de concierto es un poco excesivo. No sé si es que ya estoy mayor o que les falta algo para engancharme pero un par de horas hubiera sido perfecto para mí. De todas formas bien los chavales, y muy buena la crónica de galko de mercadeo pop. Este blog va a más y se nota.

    Gracias.

    MiKeL.

    ResponderEliminar
  6. You are so cool! I do not believe I've truly read through a
    single thing like this before. So great to find someone
    with a few unique thoughts on this subject. Really..

    thank you for starting this up. This web site is something that is required on the internet,
    someone with some originality!

    Feel free to surf to my web site ... leaked early

    ResponderEliminar

Publicar un comentario