Madriz Summer Fest en el WiZink Center: IZAL, Carlos Sadness, Camela, Despistaos, Pablo López, Ara Malikian, Maldita Nerea...

Madriz Summer Fest es el nuevo ciclo de conciertos que se celebrarán este verano en el WiZink Center de Madrid del 15 de agosto al 15 de septiembre.

Será en formato 360º, con césped artificial y el público organizado por mesas. Esta es la programación:

15 agosto - Camela
16 agosto - Pablo López
21 agosto - Despistaos
22 agosto - Blas Cantó
25 agosto - Sara Baras
28 agosto - Stay Homas
29 agosto - Carlos Sadness
30 agosto - Rock en Familia

2 septiembre - Sofía Ellar
3 septiembre - IZAL
4 septiembre - Maldita Nerea
5 septiembre - El último aplauso
6 septiembre - Ara Malikian
9 septiembre - Gitanerías Fest
10 septiembre - Café Quijano
11 septiembre - Funambulista
13 septiembre - Hija de la Luna (homenaje a Mecano)

Las entradas se ponen a la venta este jueves 16 de julio a las 12:00 horas en http://madrizsummerfest.es, donde está además toda la información.

📢 ANUNCIO | ¡LLEGA EL #MadrizSummerFest!
📆 FECHAS | Del 15.08 al 15.09 de 2020
🎤 ARTISTAS | @camelaoficial@Despistaos@IZALmusic@PabloLopezMusic@stay…

Miss Caffeina (2014) Sala Óxido. Guadalajara

Lugar: Sala Óxido. Guadalajara
Fecha: 14 febrero 2014
Asistencia: 400 personas
Artistas Invitados: -
Precio: Desde 6 euros

Sembrando por la A-2

De la misma manera que las ligas de fútbol se ganan en Las Gaunas, El Sardinero y el Teresa Rivero, una banda de pop se forja batallando en el día a día, golpeando el saco de arena hasta elminar el molesto nudillo, cagándose en la puta y haciendo kilómetros porque eso es lo que hay, eso es lo que habéis querido, eso es lo que Bono y Bruce os hicieron creer con sus mitómanos destellos.

Porque amigos, la vida es dura y a nadie se le regala nada. Como eso es una obviedad, la cuestión está en acercarse a 50 kilómetros de Madrid sin motivo aparente para ver a una banda como Miss Caffeina, que en realidad tampoco tiene nada que presentar pero cuya sola presencia merece la pena y es precisa. Y cuya sola presencia ya convoca a unas 400 personas igualmente sin motivo aparente, porque esa es otra obviedad: ¡son las canciones, maldita sea!

¿Nos hacemos una idea de lo que cuesta hacer una canción? ¿Y una canción bonita? ¿Y si encima conecta? Son reflexiones estas seguramente demasiado profundas y valientes, ahora mismo fuera de lugar por evidentes, así que vamos al meollo: diez y media de la noche de un viernes, ambiente de fiesta, los chicos y (muchas) chicas, radiantes de felicidad. Bla bla bla.

Un concierto que arranca con 'Mi Rutina Preferida' ya no puede ir mal. Y de hecho no va mal, a pesar de que una nave industrial lógicamente no es el lugar propicio, pero no vamos a quejarnos de tonturronerías. Aquí el que ha venido a tocar, toca, toca, taladra, labora, cultiva, brega, produce, trajina, obra, fabrica y hace un callo sanguinolento de pelotas. Lo que el artista crea el público lo saborea o algo así.



Y algo así sucede con 'Gigantes', 'Lisboa' (purito pasodoble, para que luego digan que la chavalería no respeta las raíces) y las posteriores 'Ley de Imposibilidad del Fenómeno', 'Mecánica Espiral' o 'No Mienten' . Todas ellas coplas que van caldeando el ambiente hasta ese fabuloso y deseado punto de no retorno a partir del cual el viernes es viernes por decreto y Guadalajara arde en llamas porque nos da la maldita gana. Ya está hecho, ya está logrado, joder menos mal, en esto seguimos todos sin fallar.

Las chupitas de cuero a estas alturas ya han volado del escenario y arremangados los músicos atacan 'La Guerra', 'Disfraces', 'Venimos' (empatía pura y dura, caramba), 'MM' y finiquitan la historia con 'Hielo T', que es un temazomazo indudable al menos al fondo a la derecha, donde la concurrencia agita los hielitos con contundencia stoniana y se golpea contra las paredes por purito despecho ruidista (y opino que este es el mejor piropo ever para una banda de rock y ya).

Así se acaba la historia que se puede contar del regreso a los escenarios de Miss Caffeina, una banda que afronta un 2014 repleto de conciertos, lo cual nos debe necesariamente alegrar a todos, básicamente porque ofrecen canciones que da gusto, oye, interpretadas con vivaracha elegancia, oye, escúchame, caramba, oye, que la cosa va de esto, luego no te quejes de que no te enteraste.

Oye, cómo me gusta 'Luciérnagas', la leche, y todavía más mientras el amor de mi vida se duerme mirándome al escribir estas historias. Mi vida sería peor sin Miss Caffeina y ya. Y esto seguramente tenga que ver con mi adicción a la Coca Cola Light, pero eso a quién le importa.

Comentarios