Escucha el robusto nuevo disco de Bunbury: 'Expectativas'

Desde las doce de esta medianoche Bunbury está oficialmente de vuelta con Expectativas, el noveno disco de una trayectoria solista que acumula ya veinte años de inquieto tránsito.

Expectativas es la continuación de aquel Palosanto de 2013 en el que Enrique manifestaba su esperanza ante la posibilidad de un cambio y una revolución que se han quedado en prácticamente nada.

Con ese tono de chasco arranca el álbum con todo el poderío arrollador de La ceremonia de la confusión, a la que siguen La actitud correcta, Cuna de Caín, En bandeja de plata, Parecemos tontos, Lugares comunes frases hechas, Bartleby, Mi libertad, La constante y la esplendorosa Supongo.

Un viaje a través de once nuevos temas que empieza en el desengaño absoluto ante este mundo en el que nos ha tocado jugar, pero termina encontrando ciertas grietas de luminosidad y esperanza. "Nada lo sé de cierto, todo lo sé de supongo".

Expectativas, un álbum de rock robusto que suena absolutamente contemporáneo gracias a la pe…

El nuevo disco de Radiohead está cada vez más cerca (realmente, pero no tanto)

Radiohead están desde hace unos meses de vuelta en el estudio trabajando en su próximo disco, continuación de aquel 'The king of limbs' de 2011.

Este jueves Jonny Greenwood ha puesto a todo el personal en posición de firmes por una entrevista en una radio rusa, que el medio Consequence of Sound ha traducido digamos que con mucho entusiasmo, asegurando que el grupo ya había terminado de grabar y que saldría de gira en 2016.

Lo curioso del caso es que el guitarrista ha puntualizado lo publicado por este medio, asegurando que no han terminado de grabar y que no está confirmado que salgan de gira en 2016, aunque sí que es lo que esperan.

A continuación podemos ver la secuencia de la 'conversación' en Twitter, que también ha llevado a medios de todo el mundo (no mencionamos porque somos de la vieja escuela, educados y temerosos del futuro) a arrojarse a los brazos de una noticia que huele de maravilla, pero que aún necesita un poquito más de tiempo en la cocina.

"Una mala traducción entusiasta", como bromea el propio Greenwood.


Comentarios