'Antichrist Superstar': El disco con el que Marilyn Manson se convirtió en la amenaza

Tuvieron que pasar siete largos años desde el nacimiento como banda de Marilyn Manson en 1989 por obra y gracia del cantante Brian Hugh Warner y el guitarrista (recientemente fallecido) Scott Putesky, hasta que el desafío underground adquirió el tamaño suficiente como para convertirse una amenaza real para la siempre políticamente correcta sociedad norteamericana. Y, por extensión, para los sectores conservadores de todo el planeta.

La realidad es que nadie lo vio venir, a pesar de que su disco de debut, Portrait of an american family, ya contenía ingredientes con diversos grados de provocación que se colaron en los hogares de 2 millones y medio de compradores en 1994. Y mientras esto ocurría, la identificación entre Brian Hugh Warner -la persona- y Marilyn Manson -el personaje líder del combo- proseguía sin limitaciones su empoderamiento.

Así las cosas, cuando el 8 de octubre de 1996 llegó a las tiendas el segundo disco del grupo, Antichrist superstar, Marilyn Manson se abrió paso a tr…

M Clan: "No estamos esclavizados por un sonido, sentimos libertad creativa"

Cuatro años después de su anterior colección de canciones y una vez superada la resaca por la opípara fiesta de celebración de su 20 aniversario, M Clan están de vuelta con 'Delta', su noveno álbum, grabado en Nashville con producción de Brad Jones y que abre una nueva etapa para el grupo con su marcado sonido americano mayoritariamente acústico.

"Abrimos un nuevo capítulo, sí. Queríamos hacer un álbum de nuestra línea más folk", apunta a Mercadeo Pop el guitarrista Ricardo Ruipérez, antes de que su compañero Carlos Tarque, desvele que en un primer momento incluso planearon hacerlo solo con voz, guitarra y algo de piano. "Esa idea era muy bonita, pero luego el disco tienes que escucharlo entero y puede ser muy aburrido", admite el vocalista.

Lo que finalmente han terminando haciendo es, según palabras de Tarque refrendadas por asentimiento por Ruipérez, un disco de "música americana cantada en castellano, que es lo que M Clan siempre ha hecho", porque el soul y el rock sureño "también es música americana". "Nosotros no bebemos del flamenco. Somos un grupo de música española que bebe de las fuentes de la música americana", explica el cantante, quien aclara: "Pero este no es un disco de country".

Con esos parámetros, terminaron desechando la idea del minimalismo extremo y en el álbum encontramos una rica variedad de instrumentos, entre los que hay, aparte de su voz y su guitarra, "mucha cuerda" de violín, viola y celo, "pinceladas de piano, hammond y harmonium", mandolinas, armónicas y diversos tipos de guitarras específicas como las dobro, lap steel y pedal steel. La batería y la percusión apuntalan cada canción alternándose según sea preciso.

Además, el dúo se muestra especialmente orgulloso de las armonías vocales como otra parte esencial de este "disco americano de M Clan", en el que también se encuentran reminiscencias del pop californiano de los años sesenta como The Byrds y Crosby, Still, Nash & Young. "Se trata de un trabajo diferente, también es importante el factor sorpresa", señala Ruipérez.

Este cambio lleva a Tarque a defender que los discos "tienen que escucharse muchas veces", práctica cada vez menos habitual en una época como la actual, en la que, según él mismo admite, "escuchas treinta segundos de algo y si tiene pinta de que no te va a gustar, lo quitas". "Es una pena, va todo muy rápido, hay demasiada prisa ahora en el mundo. A mi muy pocos discos me gustan a la primera", reflexiona.



FOTO: JUAN PÉREZ-FAJARDO

Concretamente sobre la ausencia de guitarras distorsionadas y de desparrame de electricidad, el cantante recalca que eso no es lo relevante en el rock, y añade que la cuestión es que ahora sencillamente están "pintando otro cuadro", 21 años después de su primer álbum. "Es un disco para escuchar, hay que darle eso, como a todos. A mi me parece de los tres mejores de M Clan ahora mismo", afirma.

Y añade tajante Tarque: "Los fans de M Clan de Coliseum -su segundo disco, de 1997- van a decir que este es una puta basura. Tío, escúchalo cinco veces, es otro paisaje. No estamos esclavizados por un sonido y eso es lo bueno, que sentimos la libertad creativa. En un momento dado, Johnny Cash puede tener más rock que a lo mejor Slayer".

Sobre las letras, el vocalista aclara que no son necesariamente autobiográficas, puesto que le gusta "inventarse películas". "Hay mucho del cine -también mayoritariamente americano- que nos gusta", señala, al tiempo que remarca que"tiene un punto de aire libre y naturaleza". "No es un disco rockero, ni garajero.Es todo lo contrario y hay que buscarle el punto", explica.

A este respecto, agrega que si estás en un barrio céntrico de una gran ciudad como Madrid, por ejemplo en Malasaña, y pasas "todos los días yendo a garitos, saliendo y escuchando a los Stooges y MC5, luego eso te sale en las canciones". Pero añade que ese ya no es su caso: "Creo que eso va con una edad. Yo vivo desde hace tiempo en el campo, en Alicante, rodeado de naranjos y me pongo a Joni Mitchell".



La grabación de Delta se prolongó durante 20 bien aprovechados días la pasada primavera en el estudio Alex The Great de Brad Jones, al que llegaron tras las recomendaciones de Quique González y Julián Maeso, después de darse cuenta de que el material que estaban componiendo merecía esa apuesta.

"Pensamos que sería genial grabar este tipo de temas con músicos americanos. Me hubiera encantado que lo produjera Rick Rubin, pero eso es mucha pasta. En cualquier caso, estamos encantados con el resultado", indica Carlos Tarque, quien agrega que quedaron impresionados con el talento de los músicos escogidos por Brad Jones. "Es que llegan y las clavan en un par de tomas", tercia Ricardo.

Tras recordar que esta "experiencia americana no es nueva" para M Clan pues grabaron su debut en Memphis en 1995 y también mezclaron algunos temas de otros discos anteriores ya en Nashville, Tarque retoma las palabras de su compañero para destacar que "lo que hace que un disco suene bien es que esté bien tocado"."En este hay producción, claro, se arreglan pequeñas cosas, pero los grandes discos que me gustan están tocados por gente que toca muy bien. Y grabamos 14 canciones en cinco días", apunta.

Enumeremos a los implicados pues, escuderos de Tarque a la voz y Ruipérez en las guitarras. A saber: el propio Brad Jones en el bajo, Will Kimbrough y John Jacksonen las demás guitarras, Bryan Owings y Derek Mixon a la batería, Chris Carmichaelen los arreglos de cuerdas, y Al Perkins con pedal steel y otras aportaciones. Entre todos, suman aportaciones a trabajos de Rolling Stones, Flying Burrito Brothers y Lucinda Williams, entre otros muchos.



Con el disco ya en la calle, es turno para la gira de presentación, con una banda de siete músicos en la que se unirán a Carlos y Ricardo nombres recurrentes de la escena patria como Charlie Bautista (teclados, mandolinas, dobros y acústicas), David Soler(pedal y lap guitar) y Sergio Bernal (batería). No faltaran en esta ocasión dos habituales de los últimos años de M Clan: Prisco (guitarras) y Chapo (bajista).

"Puede ser que en algunos sitios llevemos metales. Estamos viendo un montaje con visuales y todo muy cuidado para que este Delta sea algo realmente nuevo, que no sea lo que todo el mundo está acostumbrado de M Clan", adelanta Ruipérez, mientras que Tarque revela que pensaron, en línea con el concepto inicial del disco, hacer una "gira sentados y tal, pero eso puede ser un tostón".

Sin querer desvelar mucho más, Ruipérez apunta que "habrá una parte del show que será muy Delta", en la que sí se quedarán los dos solos. "Pero tendrá también nuestra vertiente más conocida. Tenemos que equilibrar eso. Son dos conceptos diferentes: primero hasta enero la presentación específica de Delta, durante primavera también seguiremos con esta idea, pero en verano si haremos lo que más se conoce de nosotros hasta ahora", remacha el guitarrista.

Estos primeros conciertos serán en Granada (4 de noviembre, Palacio de Congresos),Málaga (5 de noviembre, Auditorium Club), Vigo (11 de noviembre, Auditorio Mar de Vigo), A Coruña (12 de noviembre, Palacio de la Ópera), Pamplona (19 de noviembre, Teatro Gayarre) y Barcelona (24 de noviembre, L'Auditori).

Será turno después para Zaragoza (2 de diciembre, Auditorio), Valencia (3 de diciembre, Palacio de Congresos), Gijón (17 de diciembre, Teatro de La Laboral),Murcia (23 de diciembre, Auditorio Víctor Villegas), Madrid (28 de diciembre, BarclayCard Center), Sevilla (29 de diciembre, FIBES) y Bilbao (22 de enero, Teatro Arriaga). Y después, más Delta y más M Clan hasta donde el río siga hirviendo.

ENTREVISTA ORIGINALMENTE PUBLICADA POR David Gallardo EN EUROPA PRESS.

Comentarios