KITAI (2018) Sala El Sol 24 horas. Madrid

La determinación es una característica inherente a KITAI. Una banda de rock que huye del acomodo, que se angustia con la rutina y que siempre busca el más difícil todavía. Así decidieron que su siguiente paso tenía que ser conseguir un Récord Guinness en absoluto trivial: El de la primera banda en estar 24 horas tocando sin apenas descanso -solo el mínimamente estipulado-.

El desafío empezó en la tarde de este martes 13 de noviembre con más curiosidad que otra cosa, aunque los más fieles seguidores de la joven banda madrileña estaban más que seguros que iban a conseguir la proeza. Igual que los propios músicos, quienes días atrás afirmaron a Europa Press: "Esto se va a conseguir sí o sí".

Empieza el #retoKitai24horas con @KITAI_Oficial. Historia de la música española en la @SalaElSolpic.twitter.com/pxppfYbV2n— Mercadeo Pop (@mercadeopop) 13 de noviembre de 2018
Kitai reventando el escenario de la @SalaElSol tocando 'Loco' con Sober. 22 horas más y consiguen el Récord Gu…

Así suena el regreso de Andrés Suárez: 'El corazón me arde'

Vuelve Andrés Suárez con El corazón me arde, primer adelanto de su nuevo álbum, Desde una ventana, que se publicará dos meses más tarde, avanza Sony Music en un comunicado.

"Las guitarras eléctricas y los órganos conducen este poderoso tema con tratamiento de auténtico rock, una canción que deja atrás antiguas melancolías y el aire introspectivo", añade la discográfica.

"La cosa va de ese ardor en el pecho de cuando empieza el amor", explica el artista gallego, que compuso la canción durante un retiro en Formentera del que salieron buena parte de las canciones del que será su séptimo trabajo, el segundo para Sony Music.

Y añade el artista: "De alguna manera vuelvo a mis orígenes. No tanto en la forma, porque no es ni de lejos un disco acústico, como en el fondo, porque es un disco muy personal, alegre, comunicativo".

Para grabarlo, Andrés se fue con los músicos de su gira, a los que se refiere como el bandón, a los estudios Music Lan de Girona. Tocando todos a la vez, como en los directos, hicieron las tomas que se convertirán en las 14 canciones más un bonus-track.

Es un álbum cocinado a fuego lento, en el que Andrés ha trabajado durante seis meses, y en el que además de rock se puede encontrar folk e incluso fado. "Lo escucho y suena a mí", resume el artista, que confiesa que durante su grabación jamás tuvo la sensación de estar trabajando en un estudio.

La producción corrió a cargo del argentino Adrián Schinoff, con Andrés Litwin y Suárez como coproductores y con las mezclas de Bori Alarcón. Entre todos ellos dieron forma a esta especie de rompecabezas de piezas dispares.


Comentarios