Escucha el robusto nuevo disco de Bunbury: 'Expectativas'

Desde las doce de esta medianoche Bunbury está oficialmente de vuelta con Expectativas, el noveno disco de una trayectoria solista que acumula ya veinte años de inquieto tránsito.

Expectativas es la continuación de aquel Palosanto de 2013 en el que Enrique manifestaba su esperanza ante la posibilidad de un cambio y una revolución que se han quedado en prácticamente nada.

Con ese tono de chasco arranca el álbum con todo el poderío arrollador de La ceremonia de la confusión, a la que siguen La actitud correcta, Cuna de Caín, En bandeja de plata, Parecemos tontos, Lugares comunes frases hechas, Bartleby, Mi libertad, La constante y la esplendorosa Supongo.

Un viaje a través de once nuevos temas que empieza en el desengaño absoluto ante este mundo en el que nos ha tocado jugar, pero termina encontrando ciertas grietas de luminosidad y esperanza. "Nada lo sé de cierto, todo lo sé de supongo".

Expectativas, un álbum de rock robusto que suena absolutamente contemporáneo gracias a la pe…

Download Festival Madrid: Día Prophets of Rage (2017) Madrid

Lugar: Download Festival Madrid
Fecha: 24 junio 2017
Asistencia: 31.000 personas
Artistas Invitados: Prophets of Rage, NOFX, Phil Campbell, Apocalyptica...

La infinita rabia de Prophets of Rage finiquita el Download Festival Madrid

Y después de dos días pisoteando tierra quemada, Prophets of Rage consiguieron que el Download Festival Madrid ardiera por encima de sus posibilidades. ¿Cómo? Encadenando sin descanso clásicos de Rage Against the Machine, Public Enemy y Cypress Hill. Convengamos que, ante esa conjunción, es fácil imaginarse la revuelta en las calles.

La furia de la banda despega desde la batería de Brad Wilk y, pasando a través del bajo de Tim Commerford, adquiere toda su grandilocuencia en la salvaje y virtuosa guitarra de Tom Morello. Ellos, los tres Rage Against the Machine, ponen la base sobre la que escupen furibundos ripios Chuck D de Public Enemy y B-Real de Cypress Hill. La guinda la pone DJ Lord, también de 'los Public'.

Queda así planteada una superbanda que aparece en escena con el puño en alto y que tiene como primera necesidad la revolución, la ira y la pedagogía contra los males del mundo en general y Donald Trump en particular. No en vano, en un momento dado, el despiadado Tom Morello ejecutó un solo de guitarra con sus dientes al tiempo que mostraba al gentío un conciso mensaje en la parte posterior de su guitarra: "Fuck Trump".

Más de 31.000 personas lo vieron en la tercera y ultima jornada del primerizo festival madrileño. Y más de 31.000 personas lo gozaron con temas como 'Testify', 'Take the power back', 'Guerrilla radio', 'Bombtrack', 'Sleep now in the fire', 'Know your enemy', 'Bullet in the head', 'Bulls on parade' y, por supuesto, 'Killing in the name'. Todas ellas de Rage Against the Machine.

Ese es el esqueleto de un concierto que también tiene recuerdo para Audioslave, el grupo que Morello, Wilk y Commerford compartieron con el recientemente fallecido cantante Chris Cornell. En su memoria hicieron 'Like a stone' sin voz, con el guitarrista diciendo a la multitud: "Los que se la sepan que canten. Los que no, que recen por la paz".

Aún espacio también para clásicos de Public Enemy como 'Prophets of Rage' y 'Fight the power' (y un extracto de 'Bring the noise), así como para el inmortal himno 'How I could just kill a man' de Cypress Hill. Semejante arsenal no engaña a nadie y genera en la concurrencia un estado de rabia perpetua contra la máquina que seguramente aún se mantendrá intacto durante varios días. Objetivo conseguido, por tanto. Mensaje recibido a todo volumen y en toda su gloria.




Prophets of Rage fueron el gran descabello para todo el festival Download Festival Madrid, en una tercera jornada en la que también brillaron NOFX con su punk transgeneracional para skaters, atronando con clásicos como 'Don't call me white', 'Linoleum' o 'It's my job to keep punk rock elite'.

Durante el día, también conciertos de Iced Earth, Kvelertak, In Flames, Ministry y Suicidal Tendencies, así como del guitarrista de Motorhead, Phil Campbell, que con su nueva banda lió unos cuantos pogos gracias a temas de su ya defenestrada banda como 'Ace of Spades' y, sobre todo, 'Born to raise hell' (muy apropiado homenaje a Lemmy Kilmister).

Apocalyptica, por su parte, hicieron corear a la multitud con sus contrabajos tocando a su manera exclusivamente canciones de Metallica. Fueron una pequeña gran anomalía al no tener guitarras eléctricas en un festival que se caracteriza precisamente por eso y por mantener los vúmetros al once.

Esta última jornada del Download Madrid discurrió de nuevo sin incidencias, más allá de los inevitables mareos y algunos excesos varios con las bebidas. Por lo demás, ambiente tranquilo entre el maremagnum de decibelios y camaradería en el ambiente. Eso ha sido así durante los tres días, que se saldan con algo más de 100.000 personas en el cómputo global. Como para repetir.

Comentarios

  1. NI habláis de uno de los mejores conciertos de ese día AVATAR sabéis mucho de música vosotros que no sean mierdas indies.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario