Bruno Mars (2018) Wanda Metropolitano. Madrid

Bruno Mars monta su luminoso propio reino en Madrid

Tiene convencida Bruno Mars por lo menos a toda una generación. De largo. Los más jóvenes le ven como el ídolo indiscutible del pop del siglo XXI y tienen motivos para ello. Según vamos retrocediendo en la fecha de nacimiento y sumando años en el carnet de identidad surgen progresivamente más dudas y peros. No para una negación rotunda, pero sí para una contextualización necesaria de los acontecimientos.

Hay datos incontestables como las 55.000 entradas agotadas en el primer concierto en la corta vida del Wanda Metropolitano -que mucho tendrá que mejorar en cuestiones de acústica porque es poco menos que una caja de truenos-. También es incontestable el ímpetu jaranero de un público variopinto y de todas las edades que sabe perfectamente lo que tiene que poner de su parte para que la noche de viernes en la ciudad fluya adecuadamente. Ambiente festivo inmejorable, vaya.

Y llega Bruno Mars (Peter Gene Hernandez, Honolulú, Hawái, 1985) des…

Escucha el robusto nuevo disco de Bunbury: 'Expectativas'



Desde las doce de esta medianoche Bunbury está oficialmente de vuelta con Expectativas, el noveno disco de una trayectoria solista que acumula ya veinte años de inquieto tránsito.

Expectativas es la continuación de aquel Palosanto de 2013 en el que Enrique manifestaba su esperanza ante la posibilidad de un cambio y una revolución que se han quedado en prácticamente nada.

Con ese tono de chasco arranca el álbum con todo el poderío arrollador de La ceremonia de la confusión, a la que siguen La actitud correcta, Cuna de Caín, En bandeja de plata, Parecemos tontos, Lugares comunes frases hechas, Bartleby, Mi libertad, La constante y la esplendorosa Supongo.

Un viaje a través de once nuevos temas que empieza en el desengaño absoluto ante este mundo en el que nos ha tocado jugar, pero termina encontrando ciertas grietas de luminosidad y esperanza. "Nada lo sé de cierto, todo lo sé de supongo".

Expectativas, un álbum de rock robusto que suena absolutamente contemporáneo gracias a la perpetua inquietud experimental de Enrique Bunbury, quien además plasma en los textos de las canciones su visión del mundo en 2017: Desencantado pero nunca encadenado.


Comentarios

  1. Disco brillante con letras directas y más contemporaneo.Vuelve el maestro y lo hace a lo grande.Esperando la gira con altas expectativas.

    ResponderEliminar
  2. Espectacular. Apoteósico.
    Esto es una joya. Regalazo de Bunbury.
    Grande Enrique y eternamente agradecido.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario