'El disco que cambió nuestras vidas': El "acontecimiento audiovisual" de Vetusta Morla para el 30 de diciembre en el WiZink Center

El evento anunciado la semana pasada por Vetusta Morla para el 30 de diciembre en el Wizink Center de Madrid será un espectáculo completo titulado El Disco Que Cambió Nuestras Vidas y contará con un repertorio y una narrativa totalmente nueva, creada para la ocasión.

"Así, los que acudan al Wizink Center, no se encontrarán solo con un concierto, sino con una obra artística en forma de acontecimiento audiovisual pensada por la propia banda", informa el comunicado del grupo.

El Disco Que Cambió Nuestras Vidas se hará realidad coincidiendo con el vigésimo aniversario del primer concierto de la banda (el mismo 30 de diciembre) y con el décimo aniversario de la publicación de su primer álbum, Un Día En El Mundo. Con este show los miembros de Vetusta Morla pretenden celebrar estos dos hechos que han transformado radicalmente sus vidas y las han llenado de aventuras inimaginables para ellos hace dos décadas.

De esta manera, el show será la recreación de una época concreta, la que comp…

Charles Aznavour cumple 94 años: "No tengo ningún deseo de morir en el escenario ni en ningún otro lugar"



Charles Aznavour (París, 22 de mayo de 1924 -este martes cumple 94 años-) estuvo a punto de cancelar su concierto del pasado abril en el Liceo de Barcelona pero optó por salir al escenario y pasar más tiempo del habitual sentado en un taburete. Pocos días después, se sintió mal ensayando en San Petersburgo y tuvo que ser hospitalizado, por lo que sí suspendió su actuación. Pero ya está de nuevo en marcha con esa gira interminable que le traerá de vuelta a España el 14 de julio en el Starlite Festival de Marbella.

"No tengo ningún deseo de morir en el escenario ni en ningún otro lugar", recalca a Mercadeo Pop el icono francés, quien continúa: "Vivo en el escenario y es mi vida. Espero poder cumplir mi sueño, que es hacer un espectáculo cuando tenga cien años. En Barcelona la pierna realmente me dolía -sufrió un pinzamiento muscular- y mi mánager me decía que podía cancelar si quería, pero lo único que le pedí al promotor fue que anunciara que iba a pasar más tiempo sentado del habitual por un problema imprevisto".

Así de desafiante se muestra Aznavour con el paso del tiempo a pesar de que este 22 de mayo cumpla ya 94 años. Pero la edad no es un problema para él y por eso recalca, aún recordando los problemas que sufrió en la Ciudad Condal: "Respeto a mi público. Pienso en toda esa gente que ha pagado por sus butacas deseando pasar una bonita noche. No puedes cancelar en el último minuto, eso es injusto y poco profesional".

Como es lógico, el público barcelonés respondió al arrojo de Aznavour con todo el cariño y una concatenación irrefrenable de ovaciones al término de cada canción. "Fue doloroso pero valió la pena", reconoce el francés, quien además destaca que "la calidez y la increíble reacción del público fueron electrizantes".

Con semejante actitud no es de extrañar que recalque que su "motor en la vida" es no rendirse "nunca", seguir adelante y no sentir pena por sí mismo. Y así, obviando sus recientes achaques, afirma que es un tipo afortunado por tener "buena salud" a sus ya 94 años. "Supongo que tengo que agradecer a mis padres por algunos buenos genes. Nunca he abusado del alcohol o las drogas, he tenido una vida saludable y amo lo que hago", explica.

TIENE TREINTA NUEVAS CANCIONES PARA GRABAR

Tanto le gusta lo que hace que desvela que sigue escribiendo cada día y que, de hecho, ha terminado de escribir treinta nuevas canciones. "Ahora tengo que encontrar tiempo para grabarlas", bromea, para acto seguido ponerse más serio al afirmar que no se imagina su vida sin cantar. "Pero si algún día la voz se va, ya está. Será triste pero tienes que aceptarlo y avanzar. Espero poder cantar y seguir de gira unos cuantos años más", señala.

Otra de las claves de su envidiable dinamismo es, según resalta, que nunca da "nada por sentado" y trabaja "duro" para conseguir cada noche el aplauso del público. "Si trabajas duro tal vez obtendrás una ovación en pie. Pero tienes que merecerlo", señala, asegurando además que siempre trata de dar lo mejor en el escenario, "ser honesto y ser real".

"La audiencia nota cuando eres un engaño. Yo amo genuinamente a mi público y nunca olvido que no soy nada sin él. Tristemente, algunos artistas lo olvidan, lo cual es una gran vergüenza. Siempre sentí que transmitir mis canciones con emoción era lo que quería hacer, ya que opino que creer en lo que cantas es esencial. Al menos para mí", explica.

Por último, tras admitir que el escenario para él es como un hogar, se muestra encantado de poder visitar Marbella y formar parte del Starlite Festival el 14 de julio. Siempre curioso y siempre con una apretada agenda por delante, no entra en sus planes hacer ninguna otra cosa: "Subí a un escenario por primera vez a los 9 años. Estar todavía aquí con casi 94, renovar a mi público y poder hacer lo que amo por todo el mundo... ¡Ese es el éxito!"

Comentarios