Muere Scott Walker a los 76 años

El músico estadounidense Scott Walker ha muerto a los 76 años, según confirma su sello discográfico 4AD, que en un comunicado recogido por Europa Press le define como "un artista solista, productor y compositor de originalidad intransigente".

"De ídolo juvenil a icono cultural, Scott deja a las generaciones futuras un legado de música extraordinaria; un brillante letrista con una voz inquietante. Ha sido uno de los innovadores más venerados en el extremo de la música creativa, cuya influencia en muchos artistas ha sido reconocida libremente", apunta el sello en el comunicado, sin aclarar las causas de su defunción.

It is with great sadness that we announce the death of Scott Walker. Scott was 76 years old and is survived by his daughter, Lee, his granddaughter, Emmi-Lee, and his partner Beverly: https://t.co/awaFXWOkjapic.twitter.com/nd6MYVmWaO — 4AD (@4AD_Official) 25 de marzo de 2019

Nacido en Hamilton (Ohio) en 1943 como Noel Scott Engel, se convirtió en Scott Wa…

Raphael: "Ahora un éxito se difunde de tal manera que parece que has llegado a la luna"



"La palabra cambio me asusta mucho, pero la renovación la practico todos los días", apunta a Mercadeo Pop un sonriente Raphael (Linares, 1943), quien resume así el concepto de RESinphónico (Universal Music, 2018), el nuevo álbum para el que se ha aliado con el compositor de bandas sonoras Lucas Vidal.

El resultado de esta unión es un lavado de cara para clásicos como Mi gran noche, Qué sabe nadie, Digan lo que diga o Yo soy aquel. Así hasta un total de trece temas reorquestados por Vidal con toda la épica cinematográfica que cabría esperar, con una orquesta sinfónica a la que se suman arreglos de música electrónica.

"Ni yo ni Lucas sabíamos lo que íbamos a hacer", confiesa Raphael, quien añade que cuando empezaron a hablar sobre el proyecto, Lucas pensaba que le iba a encargar algo sencillamente sinfónico, pero eso no podía ser porque eso fue precisamente lo que ya hizo el andaluz en su Sinphónico de 2015.

Raphael quería una vuelta de tuerca más y tenía que explicárselo a Lucas. Tras varias charlas iniciales y en permanente contacto entre España y Los Ángeles, finalmente el compositor le presentó al de Linares una primera canción aprovechando una visita suya a la ciudad para actuar en el Kodak Theatre de Hollywood.

"Finalmente él dio con lo que yo tenía en la cabeza. Me lo puso y supe que era eso lo que quería. Las canciones suenan como la banda sonora de una película porque se nota mucho la cadencia de Lucas al hacer cine. Y la música electrónica entra divinamente", destaca Raphael.

Con las premisas claras, la grabación se llevó a cabo en los estudios Abbey Road de Londres y MG de Madrid. "Motivado siempre por mi ilusión, mis ganas, mi pasión por la música. Me gusta renovarme constantemente", subraya, para agregar: "Quizás por eso la gente joven se ha acercado a mi música, porque ven que voy al paso que ellos van, que no soy un señor anclado en su tiempo cantando sus cosas de hace 'x' años".

Tras asegurar que en algún momento incluso tuvo que arengar a Lucas para ir un poquito más allá diciéndole aquello de "no le tengas miedo que no muerde", defiende Raphael esta renovación afirmando que "las canciones están vivas y cobran una vida diferente en función de quien las coja".

Y aún remarca entre risas: "En la música hay que tener curiosidad constante. Lo bonito de esta profesión es poder inventar y redescubrir. Ya que uno no es lo suficientemente inteligente para descubrir, al menos redescubramos".



GIRA DE PRESENTACIÓN

Como no podría ser de otra manera, Raphael volverá a recorrer el mundo para presentar este proyecto. Tras las recientes presentaciones en el Teatro Falla de Cádiz y el Teatro Real de Madrid, en mayo volverá a arrancar la Gira RESinphónico por toda España y saltos internacionales hasta Londres (Royal Albert Hall, 4 de julio), París (Theatre Olympia, 10 de marzo), San Petersburgo (Lensovet Palace, 21 de marzo) y Moscú (International House of Music, 23 de marzo). Así hasta regresar de nuevo a Madrid los días 19 y 20 de diciembre de 2019, en este caso al WiZink Center.

Raphael se muestra encantado con su regreso a los escenarios: "Hay una gira importante. Todos los empresarios en el mundo me conocen desde que era niño y todos me quieren llevar, así que yo encantado. Es una cuestión de ilusión. Igual llega un punto que dices 'este año no quiero hacer nada', pero luego se te ocurre algo y vas y lo haces".

Para mantener este ritmo a sus 75 años, a su juicio, lo importante es que uno esté "muy bien". "Ese es tu pasaporte y eso es lo que la gente va a agradecer de ti, que lo que haya pagado por su butaca se le olvide en el instante que te está viendo. Y que cuando está saliendo del concierto, en un teatro o estadio o lo que sea, esté deseando volver a entrar a verte", afirma.

A este respecto, añade que ese y no otro "es el éxito que hay que conseguir", al tiempo que bromea asegurando que "salir en las portadas de la prensa nunca está de más, aunque eso depende de cual, porque hay algunas que no apetece".

También señala que los artistas tienen que estar presentes en las redes sociales, "pero tampoco agobiando". "La gente tiene que saber de ti, yo doy los buenos días todas las mañanas. Yo mismo lo hago, no me cuesta trabajo", asegura, para luego volver a reflexionar sobre la popularidad: "Ahora un éxito se difunde de tal manera que parece que has llegado a la luna. Pero una cosa que se expande tanto se quema antes y se va. Y a veces deja algún rastro, pero otras no deja ninguno".

En este punto habla Raphael sobre Rosalía, la artista del momento, de quien dice que le guste porque "es una chica muy moderna, aunque no sea la pinta moderna que todos nos esperaríamos". "Pero canta como Gracia de Triana con una voz clásica de una flamenca de toda la vida", remata.

Para terminar, manifiesta con humor su intención de "seguir cantando mientras no haya otra cosa mejor que hacer". Y retoma un tono más solemne para añadir que también quiere estar con su familia, ver crecer a sus nietos y "viajar por ahí". "Cosas que hago y hacemos todos pero no tienen por qué saberse", concluye.

Comentarios