Leiva sonríe al pasado y se reencuentra con Rubén en 'Mi pequeño Chernóbil'

Leiva anunció hace un par de días 'Mi pequeño Chernóbil' como una canción para "estos días raros" pero no, no es una más sobre confinamientos, ni balcones, ni nada de eso. No es una nueva versión del dichoso 'Resistiré' del averno.

Resulta que es una sonrisa a su propio pasado en primerísima persona, en la que empieza admitiendo que "soñabaa con dar un bocado al mundo, quitarme el escudo y alumbrar la vida de alguien, mojarme los labios con el éxito inmaduro, pasarme de largo hasta sentirme culplable".

Un medio tiempo de guitarras ligeramente aceleradas sobre el éxito, sobre el veneno que te lleva a dedicarte a esto de la música, con un tono nostálgico al mirar atrás y más luminoso con el presente y lo que vendrá.

Y resulta que en la letra menciona a Rubén, si viejo compañero con quien todo aquello consiguió con Pereza. La banda que compartieron hasta que se despidieron en 2012 con un concierto en el que la liaron parda en Vistalegre eque yo cubrí para…

Bunbury pospone su álbum pero estrena un single cautivador a lo Depeche Mode



Algo pasaba con el estreno del tercer adelanto del nuevo disco de Bunbury, porque durante un tiempo estuvo publicado en sus redes sociales, pero con restricciones geográficas y demás historias desconcertantes. No tenía ninguna certeza, pero sí todas las dudas, a pesar de que había comentarios de gente de otras latitudes que aparentemente podía ver un vídeo que para mí permanecía privado.

Al cago de unas horas, se confirmaba que toda esta maldita movida del coronavirus se llevaba por delante los planes inmediatos de Bunbury para este 2020: Vamos, que su décimo disco, 'Posible', previsto para el 17 de abril, se aplazaba por el momento sin fecha. ¿Quién querría poner fecha a nada en este momento en el que el desconcierto es transversal y el futuro no se fía?

En fin, es lógico también, es lo que hay. Nos quedamos sin conciertos, sin festivales (se van cayendo ya los de junio) y también sin nueva música, por lo que estamos condenados a los conciertos en streaming. Ni uno he visto porque, total, ¿para qué? Aunque al mismo tiempo me parecen muy bien si ayudan a que el personal se sienta mejor y menos solo.

Seguramente por eso, también Bunbury ha decidido no posponer el estreno de 'Cualquiera en su sano juicio (se habría vuelto loco por ti)', una canción que me recuerda así del tirón y quizás sin motivo a 'Walking in my shoes' de Depeche Mode. Tiene ese punto oscurete, casi diríamos que de plegaria, aunque en realidad es, como la de los ingleses, una reivindicación personal de quien lucha por lo que quiere frente a sus circunstancias.

A saber: "Si veo mi casa arder, la vuelvo a construir y la vuelvo a perder otra vez (...) Si puedo seguir teniendo fe -lo de la devoción lo añado yo por alusiones- cuando nadie cree ya en mi, si puedo esperar y no cansarme de la espera y resistir (...) Sé donde está la salida, es hacia dentro. Y estoy dispuesto a todo por ti (...) No fue ningún sacrificio perder la cabeza así, cualquiera en su sano juicio se habría vuelto loco por ti".


El videoclip, dirigido por Jose Girl y producido por Timber Films, explora metafóricamente y con una textura cinematográfica el universo y laberinto mental del ser humano. El misterio, las dudas, la creación y las diferentes opciones, en conexión con la matriz de la que surgen las ideas. Una canción de amor sobre las dudas del amor.

'Posible', que así se titula este nuevo álbum de Bunbury, fue grabado en Sonic Ranch (Texas), mezclado en los estudios Westlake de Los Ángeles (California) y producido por el propio artista español con Ramón Gacías, su mano derecha y batería durante toda su carrera solista.

El sonido del disco, con pinceladas de electrónica y texturas sintetizadas, sin perder la actitud rock, es un paso más adelante en la amplia carrera de Enrique, quien tampoco deja en ningún momento de ser él mismo. Con su constante inquietud y capacidad de sorpresa, no en vano, en el nuevo single canta cosas como "no me voy a quedar por aquí demasiado tiempo, me he ido y he vuelto... solo por ti".

Todas las fechas de presentación del nuevo disco anunciadas por ahora se mantienen, pues la idea inicial era y sigue siendo empezar en verano en México. No parece que haya muchas cosas a las que aferrarse en noches silenciosas de aislamiento como esta, pero una canción puede abrir puertas que no sabías que tenías en casa y ampliar los muros de la reclusión.

Comentarios