Vídeos de conciertos: Roger Waters el 24 de mayo de 2018 en el WiZink Center de Madrid

No era yo muy de Pink Floyd de crío. Ahora ningún crío es de Pink Floyd, pero en su día yo andaba en el cruce de caminos de si Pink Floyd o Bruce Springsteen. Los primeros por mi hermano mayor y el segundo por su desde hace ya mucho ex. Me decanté por la ex, soy así de fulano. Pero fue solo al principio.

Me costó pero finalmente entré machete en boca en todo el rollito y, joder, qué bien. De hecho, hace poco escuchaba una noche a altas horas 'La espuma de Venus' de Héroes del Silencio y no pude por menos que escribir a mi susodicho elder brother y decirle: "Hostias tú, Juan Valdivia es David Gilmour". Nos reímos mucho. También estuvimos en la exposición del grupo en IFEMA que, la verdad, nos moló mucho.

Ya que no hay Pink Floyd, a Roger Waters le he visto dos veces: en 2011 y 2018. Ciertamente es impresionante lo de este pavo. Es probable que Pink Floyd (¿cuántas veces he escrito ya este nombre en ocho líneas?) sean más grandes que la vida, sí. De hecho, ante la duda,…

Vídeos de conciertos: Bruce Springsteen el 20 de julio de 2008 en el Camp Nou de Barcelona


He puesto Bruce Springsteen Barcelona Camp Nou 2008 y sale mi crónica de las primeras, bien arriba. Qué orgullo y satisfacción dirigirme así a los españoles. Fue un día extremadamente feliz con mi querido Diego, por allí haciendo tiempo porque me convenció para comprar entrada de grada para que Silvia pudiera ver bien. No me importó porque días después iba a pista en el Santiago Bernabéu así que podía vivirlo diferente.

Pero sí que me importó porque, aunque estuviera Joan Laporta a nuestro lado cubata en mano, yo necesito estar ahí abajo. Es una gilipollez, seguro, pero soy de barrio, soy de pueblo, el cuerpo me pide apreturas y el rock se disfruta con penurias: pisotones, empujones, tíos tochísimos extremadamente molestos.

Pero bueno, eso, que en la zona noble de tribuna tampoco se vive mal, eso es verdad. Siendo un muchacho de barrio, como orgullosamente soy, también sé que los placeres de la pobreza pueden vencer a mi burlada revolución. Está bien.

Aquel concierto de Bruce fue cuando salió toda la 'Kelly family' a tocar 'Twist & Shout' y 'La bamba' y la verdad es que fue divertido. Porque para cuando salieron ya estábamos todos que daba igual, lo importante era no pararse.

Y ahora revisitando la crónica veo que hice vídeos curiosos, que os pongo ahora: uno de antes y otro al final con la banda marchándose (eso es lo bueno de estar en grada, que ves otras cosas). El 'Badlands' que os pongo entre medias esta vez sí lo grabé yo y, joder, qué guay.





Un concierto de Bruce Springsteen es vida. Fin. Y eso ya lo sabemos y eso ya lo escribí en su momento AQUÍ, por si os place (con recortes de prensa escaneados y cositas guapas para rememorar). Un concierto de Bruce Springsteen es todas las ganas de no volver a casa reunidas en un puñado de canciones, pero ahora son justo lo contrario: las ganas de salir. El vaso medio lleno o medio vacío.

Este es un nuevo episodio de mi ya emblemática saga (jajaja) viejos Vídeos de conciertos (AQUÍ todos). Para que no se os olvide que cuando somos multitud lo pasamos de puta madre juntos, suando y aullando a la luna del rock. 

No se nos tiene que olvidar lo que nos trajo hasta aquí, hasta esta frase que estás leyendo mientras yo la escribo. Eso somos. Y que me gusta mucho Barcelona, que quiero volver siempr y que Bruce me pone muy contento. Vamos.



Comentarios