Vídeos de conciertos: Roger Waters el 24 de mayo de 2018 en el WiZink Center de Madrid

No era yo muy de Pink Floyd de crío. Ahora ningún crío es de Pink Floyd, pero en su día yo andaba en el cruce de caminos de si Pink Floyd o Bruce Springsteen. Los primeros por mi hermano mayor y el segundo por su desde hace ya mucho ex. Me decanté por la ex, soy así de fulano. Pero fue solo al principio.

Me costó pero finalmente entré machete en boca en todo el rollito y, joder, qué bien. De hecho, hace poco escuchaba una noche a altas horas 'La espuma de Venus' de Héroes del Silencio y no pude por menos que escribir a mi susodicho elder brother y decirle: "Hostias tú, Juan Valdivia es David Gilmour". Nos reímos mucho. También estuvimos en la exposición del grupo en IFEMA que, la verdad, nos moló mucho.

Ya que no hay Pink Floyd, a Roger Waters le he visto dos veces: en 2011 y 2018. Ciertamente es impresionante lo de este pavo. Es probable que Pink Floyd (¿cuántas veces he escrito ya este nombre en ocho líneas?) sean más grandes que la vida, sí. De hecho, ante la duda,…

Vídeos de conciertos: Paul McCartney el 2 de junio de 2016 en el Vicente Calderón de Madrid


No, no se me ha olvidado el serial de vídeos de viejos conciertos. Ya sabéis, esa sección en la que recordamos grandes recitales en los que fuimos multitud gozosa mientras esperamos pacientemente a que podamos volver a reunirnos con la excusa de las canciones que nos definen tanto individual como colectivamente.

Porque puede que ya estemos saliendo un poquito a la calle y que no suframos el confinamiento en toda su brutalidad, pero está claro que la música en directo ha sido cancelada este año y ya veremos hasta cuando. De manera que, en un mundo sin conciertos, no nos queda otra que tirar de recuerdos.



Así las cosas, hoy me decanto por la actuación de Paul McCartney el 2 de junio de 2016 en el Vicente Calderón de Madrid. Que no se llenó, vale, pero fuimos un porrón los allí reunidos por un repertorio abrumador 'perpetrado' durante el último medio siglo por el eterno chavalin que es el Beatle.

La verdad es que escojo a Paul porque es incomparable la sensación de cantar 'Hey Jude' a coro con otras 45.000 personas. Uno de esos momentos de felicidad colectiva que te hacen recuperar la fe en tus semejantes. Y porque, sí, de un concierto de Paul McCartney definitivamente sales mejor persona... de una pandemia ya vemos que no, porque ahora anda todo el mundo peleado.

La crónica escrita en su momento de aquella bonita noche primaveral ya la escribí en su momento y está AQUÍ con fotos guapas y tal. Aquí, en este post, sigo apostando por recuperar imágenes de multitudes conciertiles para trasmitir un poquito de buen rollo, confiando en que en unos meses podamos quedar de nuevo como solíamos hacer.

Este par de vídeos que he encontrado por YouTube son un resumen bien molón. Y no, no voy a repetir cuanto me gustaba el Vicente Calderón, pero sí voy a insistir, en serio, en que lo de 'Hey Jude' es curativo: esos del tercer vídeo somos nosotros cuando nos juntamos y vamos todos a una.




Comentarios